La situación política es mala para el 61% de los castellanos y leoneses

Análisis. El pesimismo se eleva al 81,2% respecto al contexto económico y éste influye sobre la valoración negativa de la política en los dos últimos años.
ICAL
El 61,9 por ciento de los castellanos y leoneses considera que la situación política del país es “mala” (37,2 por ciento) o “muy mala” (24,7 por ciento) frente a sólo un 5,3 por ciento que la calificaría de “buena”. Así se pone de manifiesto en el Barómetro Autonómico II (enero-marzo), publicado el jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El porcentaje de pesimistas se eleva si se pregunta acerca de la situación económica, ya que la inmensa mayoría de la población, el 81, 2 por ciento, piensa que es “mala” (44,8%) o “muy mala” (36,4%). De hecho, sólo un 0,7% de los encuestados definiría la situación económica actual como “buena”.

Las cifras mejoran un poco si la cuestión se refiere estrictamente al ámbito castellano y leonés. Así, el 45,3%de la población piensa que la situación política de la Comunidad es “mala” (31,6%) o “muy mala” (13,7%) y un 70,8% opina que la situación económica es igualmente “mala” (43,4%) o “muy mala” (27,4%). Sólo el 2,2% de los preguntados por el CIS respondió que el contexto económico de Castilla y León es “bueno”.

Lo que parece evidente es que la crisis económica afecta al pensamiento negativo acerca de la evolución de la política en los dos últimos ejercicios. Un 52,7% de los encuestados por el CIS asegura que la situación política es “igual” a la de hace dos años pero un 30,5% opina que es “peor” y sólo un seis por ciento responde que ahora está “mejor”. Un 3,4%, además, subraya que el momento político es “mucho peor”.

Si lo que se trata es de valorar la situación económica las respuestas de los castellanos y leoneses no dejan lugar a dudas. Un rotundo 60,9% de los ciudadanos cree que la situación es ahora “peor” y un 12,9% la califica de “mucho peor”. Frente a los más pesimistas se sitúa un porcentaje del 18,4% de la población que considera que es “igual” junto a un 6,2% que la califica de “mejor”.

Respecto a la situación política de la Comunidad en relación al resto de autonomías, el 50,9% piensa que es “igual”, mientras que un 19,6% opina que es “mejor” y un 19,2% que es “peor” Sin embargo, un 29,2% de los encuestados asegura que la situación económica es “peor” a la del resto de España mientras un 45,8% apunta que es “igual” y un 11,8% que es “mejor”.

La razón de este pesimismo es el desempleo. El paro es el problema que más preocupa (79,8%), seguido a distancia por los problemas de índole económica (27,3%). La despoblación del medio rural (16,6%) y la falta de tejido industrial (16%) son los otros dos problemas que más quitan el sueño a los ciudadanos.