La sequía pone en riesgo las siembras en la zona norte de la provincia

La falta de precipitaciones de los últimos meses compromete los cultivos de la zona de La Moraña por la falta de agua almacenada en Las Cogotas.

La Comunidad de Regantes del Río Adaja alerta de la situación que se está produciendo en el norte de la provincia ante la falta de previsión de la Cuenca Hidrográfica del Duero (CHD), encargada de la gestión del embalse, que suministra agua a más de 2.000 agricultores, además de a varias poblaciones como Arévalo.

 

Según fuentes de la Comunidad de Regantes del Río Adaja, el desembalse actual de este pantano pone en peligro la siembra y el riego de cultivos de los próximos meses. A este ritmo, no se cumplirá el requisito de volumen de agua embalsada de 20 hectómetros cúbicos necesario para el regadío. De hecho, el nivel actual es de tan solo 13,1, al 22% de su capacidad.


De tal modo, muchos de los agricultores de la zona no están firmando los contratos de producción de remolacha y patata al no tener asegurado el riego. Muchos de ellos, incluso, han retrasado la siembra de productos como la cebolla, pudiendo perder la oportunidad de cultivarlo si la situación no varía en los próximos días. Otros, por el contrario, mantienen sus contratos, aunque con la incertidumbre de si podrán hacerlos frente y de si recuperarán la inversión en maquinaria de riego que han realizado para la actual campaña.

 

Ante esta situación, se mira al cielo como única solución. Y es que, si no llueve ni nieva en las próxima semanas, la situación sólo puede ir a peor, afectando no sólo a los cultivos que decidan plantarse a pesar de la sequía, sino también a los agricultores de la zona, quienes podrían perder ayudas de la PAC por no cumplir con las exigencias de este trámite.