La Semana Santa abulense incluye por primera vez en su programa la Pasión Viviente Cantada de El Barraco

La capital abulense acogerá por primera vez en su historia la Pasión Viviente Cantada de El Barraco, una representación teatral  de entre dos y dos horas y media de duración que vienen haciendo un grupo de aficionados de la localidad desde hace ya cinco años, y que podrá disfrutarse en Ávila el día de Jueves Santo, 2 de abril, a partir de las 12,30 horas en el entorno de la basílica de San Vicente.

La comitiva de actores, que está en torno a 70 personas, partirá de la ermita del Humilladero para ser recibidos en la puerta sur de la basílica, donde se representará la Última Cena, para pasar luego hacia la puerta de la Muralla, con la escena del Huerto de los Olivos; a la fachada principal para el Juicio de Jesucristo; y, finalmente, en los jardines posteriores al templo, en el que se podrá ver la escena de la Crucifixión.

 

Ramiro Pato Sánchez y Piedad Arias Arribas, actores de la obra que llevan ensayando desde que terminaron las Navidades, han destacado sobre esta representación que está basada en el libro de Diego Martín Peña, párroco de San Pedro, y que “si por algo se caracteriza es por la música”, ya que está ambientada con la música de la Banda Sonora Original de Jesucristo Superstar con canciones adaptadas con guitarras españolas o flautas, entre otros instrumentos, con un total de ocho números musicales y números de coros.

 

Según ha explicado el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Héctor Palencia, la idea es que perdure en el tiempo, es decir, que siga celebrándose en Ávila, además de en El Barraco, en próximos años. De esta manera, la idea sería organizarlo el Sábado de Pasión en Ávila, el fin de semana previo a El Barraco, de modo que se promocione de cara a la celebración barraqueña, y reforzar además en la capital abulense el fin de semana previo a la Semana de Pasión, además de poder hacerlo en horario nocturno, “cuando se debe hacer porque es mucho más vistoso”, ya que en su estreno en la capital ha sido imposible por razones de calendario.