La selección de baloncesto, el Barça y el Real Madrid de baloncesto, grandes protagonistas por equipos de 2015

Felipe Reyes levanta el trofeo de la Euroliga, ganado por el Real Madrid

España cerrará el año 2015 como uno de los países protagonistas en éxitos tanto a nivel de clubes como de selecciones, gracias en buena parte a las conquistas que llegaron a través del baloncesto, el fútbol o el balonmano.

Así, el deporte rey a nivel de clubes tuvo claro color nacional en Europa por los títulos que acapararon el FC Barcelona y el Sevilla, que se repartieron los tres en juego, con especial mención a los azulgrana, que consiguieron su segundo 'triplete' en seis años.

El conjunto de Luis Enrique Martínez inició 2015 en una crisis tras perder en Anoeta, pero a partir de ahí cerró filas y liderado por Leo Messi, Neymar y Luis Suárez conquistó la Liga BBVA y semanas después la Copa del Rey.

Al equipo catalán le quedaba la Liga de Campeones, donde su rival en la final era la Juventus de Turín, que evitó que se produjese un histórico Clásico en la final de Berlín. La 'Vecchia Signora' plantó cara y tuvo opciones tras igualar Morata el tempranero gol de Rakitic, pero Suárez y Neymar, este en el descuento, firmaron el 'triplete' que hacía entrar al club en la historia como el único en conseguir en dos años.

Meses después, el Barça logró hacerse con la Supercopa de Europa ante un gran Sevilla, capaz de igualar un 1-4 adverso en apenas media hora para forzar la prórroga donde decidió un gol de Pedro. La exhibición en el Mundial de Clubes ante River Plate (3-0) coronó un gran año con cinco título y con el único lunar de no poder emular el 'sextete' de 2009 con Pep Guardiola tras perder la Supercopa de España ante un buen Athletic Club, que liderado por Aritz Aduriz, puso fina a más de 30 años de sequía.

Junto al equipo azulgrana sobresalió el Sevilla, que ganó por segundo año consecutivo la Europa League, la cuarta en nueve años. Los de Unai Emery volvieron a brillar en su torneo fetiche y sacaron adelante una dura final en Varsovia ante el Dnipro ucraniano, al que batieron por 3-2 gracias a los goles de Krychowiak y Bacca (2).

El baloncesto también dio este año muchas alegrías tanto a nivel de clubes como de selecciones, con protagonismo para el Real Madrid y la selección española masculina, ambas campeonas de Europa de un modo brillante, mientras que el Herbalife Gran Canaria fue subcampeón de la Eurocup tras no poder con el poderoso Khimki ruso.

El conjunto de Pablo Laso vivió una histórica temporada donde conquistó los cinco títulos posibles, pero que quedó marcado por la conquista 20 años después de la ansiada novena Copa de Europa y además en 'casa'.

El Real Madrid superó al Fenerbahce en las semifinales de la 'Final Four' (96-87) y luego se topó en la gran final contra el competitivo Olympiacos, verdugo de 2013 y al que derrotó con mucho trabajo por 78-59. Semanas después, arrolló al FC Barcelona en la final de la Liga Endesa (3-0) para consumar su dominio nacional con el 'triplete' y en septiembre, logró la Copa Intercontinental tras ganar al Bauru brasileño en una final a dos partidos (91-90 y 79-91).

Este éxito final del club madridista llegó justo una semana después que la selección española masculina de baloncesto que se desquitó de la Copa del Mundo del 2014, donde fue eliminada en los cuartos de final, con un brillante oro continental y el pasaporte olímpico a Río.

Tras el fiasco mundialista, la FEB apostó de nuevo por Sergio Scariolo para conducir a un equipo que acudió a un Eurobasket novedoso en su formato, con cuatro países organizadores, obligado a no poner en peligro su participación en los Juegos, pero si algunos de sus referentes (Navarro, Marc Gasol, Ibaka, Ricky Rubio y Calderón).

Pero no importó porque emergió la figura de Pau Gasol para liderar a los suyos, que completaron una primera fase discreta, con derrotas ante Serbia e Italia, y jugándose el pase a vida o muerte en Berlín ante Alemania.

El de Sant Boi sacó galones para salvar el primer cruce ante Polonia, con 30 puntos y 6/7 en triples y el equipo se asentó y ganó un duro choque en cuartos ante Grecia. En las semifinales esperaba Francia, gran favorita y que jugaba al amparo de su público, y, al contrario que hacía un año, con sus figuras.

Sin embargo, Gasol fue imparable. El pívot dio fuerzas a una selección que llegó ir por debajo en el marcador de forma clara, pero que reaccionó de la mano del catalán para tomarse una dulce revancha tras una prórroga y con el jugador de los Bulls firmando 40 puntos y 52 de valoración. En la gran final, Lituania no pudo con España, que recuperó su cetro continental.

También se subieron al podio las chicas de la Absoluta, aunque no pudieron reeditar su título continental después de perder en las semifinales del Eurobasket de Hungría ante Francia por un ajustado (63-58).

Las de Lucas Mondelo, de todos modos, se recuperaron de esta decepción y sumaron la séptima medalla en los últimos ocho campeonatos tras deshacerse en la lucha por el bronce de Bielorrusia de forma clara (78-54).

Pese a la ausencia notable de Sancho Lyttle, Alba Torrens, Marta Xargay y Asto N'Dour dieron la talla para mantener al equipo entre las mejores del Viejo Continente, aunque en 2016 tendrá que batirse en un Preolímpico para estar en Río 2016.

También hubo éxitos europeos en el balonmano, donde el FC Barcelona logró su novena Copa de Europa tras imponerse al Veszprem húngaro por un claro 28-23, aunque no hubo títulos a nivel de selecciones. El combinado masculino fue el que más cerca estuvo al finalizar cuarto en el Mundial de Catar tras perder en semifinales con Francia (22-26) y en el tercer y cuarto puesto con Polonia (28-29), mientras que las 'Guerreras' cayeron en los octavos de final del Mundial de Dinamarca de forma agónica ante Francia (21-22).

Además, el equipo español de gimnasia rítmica consiguió una brillante medalla de bronce en el Mundial de Stuttgart y obtuvo el billete para competir en los Juegos Olímpicos de Río, poniendo fin a más de tres lustros sin subirse al podio de un Mundial en este concurso.

Finalmente, en el hockey patines, el FC Barcelona también se coronó campeón de Europa por 21 ocasión en su historia, al igual que la selección femenina absoluta. En cambio, el combinado nacional masculino no pudo aumentar su leyenda al perder en la final del Mundial ante Argentina por un claro 6-1 y quedarse sin su sexto entorchado consecutivo.

Noticias relacionadas