La Seguridad Social registra un saldo positivo de 2.058 millones hasta septiembre

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo positivo de 2.058,15 millones de euros en los nueve primeros meses del año, cifra un 16,5% inferior a la del mismo periodo de 2012.

Este superávit obtenido por la Seguridad Social, equivalente al 0,20% del PIB, fue resultado de unos ingresos por valor de 94.568,6 millones de euros, un 4,5% más, y unos gastos por importe de 92.510,4 millones de euros, un 5,1% más que en el mismo periodo de 2012.

Según el Ministerio, los gastos pendientes de imputación presupuestaria a esta fecha alcanzarían un importe aproximado de 642 millones de euros.

Los ingresos alcanzados por el sistema hasta septiembre incluyen 14.910,6 millones de euros en transferencias recibidas del Estado, cifra que supera en algo más de 7.000 millones de euros la registrada en el mismo periodo de 2012 por este mismo concepto. Sobre el total de los ingresos, estas transferencias suponen el 15,77%.

Los presupuestos de 2013 contemplan en concepto de aportaciones del Estado a la Seguridad Social 15.537,28 millones, 6.669,15 millones de euros más que el ejercicio anterior, con lo que las transferencias realizadas hasta el momento suponen el 95,97% del total.

En términos de caja (cobros y pagos efectivamente realizados), los ingresos sumaron 89.769 millones de euros (+3,4%) hasta septiembre, mientras que los pagos totalizaron 92.385,8 millones de euros (+5,2%).

Del volumen total de ingresos, el 92,49% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 7,51% restante a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales. En cuanto a los pagos, el 93,77% fue reconocido por las entidades gestoras y el 6,23% por las mutuas.

BAJAN UN 3,1% LOS INGRESOS POR COTIZACIONES SOCIALES

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron hasta septiembre un total de 73.901,4 millones de euros, un 3,1% menos que en el mismo periodo del año anterior. El Departamento que dirige Fátima Báñez achacó este recorte al descenso de las cotizaciones de los ocupados en un 1,9% y a la bajada de las de los desempleados en un 13,4%.

En conjunto, la Seguridad Social tiene previsto ingresar este ejercicio un total de 105.863,2 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representan el 69,8% de lo previsto para todo 2013.

Las transferencias corrientes totalizaron 16.970 millones de euros, un 69,2% más que las acumuladas hasta septiembre de 2012, mientras que los ingresos patrimoniales ascendieron a 2.090,8 millones de euros, con una disminución del 17,2% en tasa interanual. Por su parte, las tasas y otros ingresos alcanzaron los 1.053,4 millones de euros, con un descenso del 3,7%.

MÁS DE 82.200 MILLONES PARA PRESTACIONES CONTRIBUTIVAS

Las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron hasta septiembre 86.352,4 millones de euros, cifra que representa el 93,3% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, de 82.247,9 millones de euros, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual de casi el 4%.

Dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 77.313,5 millones de euros, cifra un 4,9% superior a la cifra de los nueve primeros meses del año pasado.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 1.572,1 millones de euros en este periodo, con un descenso interanual del 6,6%. El gasto en incapacidad temporal totalizó 3.011,3 millones de euros, lo que representa un reducción del 10,1% respecto al mismo periodo de 2012.

Entre enero y septiembre, el montante destinado a las pensiones y prestaciones no contributivas subió un 57,7%, alcanzando un importe de 4.104,5 millones de euros, de los que 1.902,4 millones se dedicaron a prestaciones no contributivas y 2.202,1 millones de euros para subsidios y otras prestaciones.

El Ministerio explica este repunte del gasto en pensiones no contributivas por la aplicación a presupuesto de obligaciones pendientes de ejercicios anteriores por importe de 1.345,5 millones de euros. Teniendo en cuenta esta circunstancia, el gasto se reduce un 6% respecto a 2012.

En los nueve primeros meses, los gastos de gestión de la Seguridad Social se redujeron un 3,1%, con descensos en los gastos de inversión, los gastos de personal y los corrientes.