La Seguridad Social pierde 11.323 afiliados extranjeros en septiembre y 132.000 en un año

La Seguridad Social perdió 11.323 cotizantes extranjeros en septiembre, un 0,7% en relación a agosto, hasta situarse el número de inmigrantes en alta en 1.596.286 ocupados, informó este jueves el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Con el descenso de septiembre, la afiliación de extranjeros encadena cuatro meses a la baja tras haber perdido más de 43.000 cotizantes en junio, julio y agosto.

Del total de inmigrantes en alta al finalizar el pasado mes de septiembre, 1.367.451 cotizaban al Régimen General; 223.887 al de Autónomos; 4.634 al del Mar, y 313 al del Carbón.

En términos interanuales, la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social bajó en 132.550 cotizantes, un 7,67%, tasa que contrasta con el -3% del conjunto del sistema.

Según Empleo, estos datos constatan que se mantiene la tendencia ya apuntada en los meses anteriores de que la pérdida de empleo está afectando con mayor intensidad a los trabajadores extranjeros que a los nacionales.

SÓLO EL RÉGIMEN DE AUTÓNOMOS GANA AFILIADOS

En septiembre, sólo el Régimen de Autónomos ganó afiliados extranjeros respecto al mes anterior, un 0,34%, mientras que el resto perdieron cotizantes, especialmente el Régimen del Mar (-2,7%), seguido del Régimen General (-0,87%) y el Régimen del Carbón (-0,83%).

Dentro del Régimen General, un total de 256.811 extranjeros, el 18,78%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 12,68% lo hacía en el comercio (173.426 afiliados), y el 7,79% en las actividades administrativas y servicios auxiliares (106.507 cotizantes).

Asimismo, y dentro de este régimen, 175.253 extranjeros se encuadraban en el sistema especial agrario, un 7,5% más que en agosto, y 222.059 en el del hogar, con un descenso mensual del 1,1%.

RUMANOS Y MARROQUÍES, LOS MÁS NUMEROSOS

Del conjunto de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social a cierre de septiembre, seis de cada diez procedían de países no comunitarios (990.840) y el resto (605.446) provenían de países miembros de la UE.

Dentro de los países no comunitarios, 178.890 eran de nacionalidad marroquí y 92.812 de nacionalidad ecuatoriana. China, con 88.467 trabajadores, se sitúa como tercer país de procedencia de afiliados de fuera de la UE, por delante de Bolivia, que cuenta con 75.120 cotizantes.

El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Colombia (70.563), Perú (46.768), Argentina (33.446), Ucrania (33.404), Paraguay (33.203) y República Dominicana (27.320), entre otros.

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y británicos son los más numerosos, con 249.276, 63.421 y 52.422 cotizantes, respectivamente. Les siguen búlgaros y portugueses, con 50.129 y 39.209, y alemanes y franceses, con 38.591 y 35.034 afiliados.

CATALUÑA Y MADRID CONCENTRAN EL 44,6% DE LOS EXTRANJEROS

Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid siguieron concentrando algo más de cuatro de cada diez extranjeros afiliados a la Seguridad Social en septiembre pasado, al sumar entre ambas el 44,6% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Cataluña contaba con 374.343 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 337.606.

Tras estas dos regiones se situaron Andalucía, con 173.676 afiliados extranjeros; Comunidad Valenciana, con 161.035 ocupados; Baleares, con 83.764; Canarias, con 74.926; Murcia, con 69.246; Aragón, con 58.973; Castilla-La Mancha, con 58.907; País Vasco, con 48.173, y Castilla y León, con 48.118.

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social al finalizar septiembre fueron Galicia, con 30.921 extranjeros; Navarra, con 21.373; Asturias, con 12.928; La Rioja, con 12.662; Extremadura, con 12.499; Cantabria, con 10.524, y las ciudades autónomas de Melilla, con 3.937, y Ceuta, con 2.675.

Castilla-La Mancha y Extremadura registraron en septiembre el mayor incremento intermensual de afiliación extranjera, con avances del 11,2% y del 9,1% respectivamente, seguidas de La Rioja (+5,2%) y Navarra (+1,19%). En el resto de regiones se produjeron caídas de la afiliación extranjera, coincidiendo con el fin de algunas temporadas agrícolas.