La Seguridad Social comienza el año con 11.251 afiliados menos en las Administraciones Públicas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) considera preocupante" la sangría de empleo mantenida a lo largo de los últimos meses, que pone en serio peligro el modelo de función pública"

CSI-F alerta también del descenso registrado en el sector educativo (6.271 afiliados menos), después de tres meses consecutivos sin bajas. Este dato coincide con informaciones sobre nuevos recortes en personal en comunidades autónomas, como Castilla-La Mancha, "donde el Gobierno de Cospedal pretende emprender un nuevo ERE encubierto de profesores interinos".

 

Por su parte, el sector de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales arrancó el año con un nuevo descenso de 14.521 afiliados. En términos interanuales, el Régimen General de la Seguridad Social perdió 58.559 afiliados en la Administración Pública, 29.051 en el sector de la Educación y 173.048 en Actividades Sanitarias y Servicios Sociales.

 

La sanidad y los servicios sociales es, después de la Construcción, el sector que porcentualmente ha registrado más bajas. Ante estos datos, CSI-F insiste en la necesidad de impulsar un plan urgente de ordenación de recursos humanos en el sector público para garantizar la correcta prestación de los servicios públicos que reciben los ciudadanos.

 

Por eso, CSI-F vuelve a emplazar al Gobierno a impulsar un pacto de Estado en esta materia. "Es preciso realizar un diagnóstico objetivo y planificado de los recursos humanos para determinar las necesidades de los diferentes servicios; realizar la convocatoria urgente de una oferta de empleo público; y desarrollar un plan de consolidación empleo y de la temporalidad".