La segunda prueba confirma el positivo por ébola de la enfermera que atendió a García Viejo

Para asegurar el diagnóstico y descartar un falso positivo, se le ha realizado este segundo test como establecen los protocolos. Se trata del primer caso que surge en Europa.

 

ATENDIÓ A GARCÍA VIEJO DOS VECES

 

La auxiliar de enfermería que ha dado positivo este jueves en el test del virus del ébola, y que se encuentra ingresada en el Hospital de Alcorcón, entró en la habitación del misionero fallecido por este virus Manuel García Viejo en dos ocasiones, una para atenderle directamente.

 

 

 

La segunda prueba que se ha realizado a una enfermera que ha acudido este 6 de octubre con fiebre al Hospital de Alcorcón y que atendió al misionero Manuel García Viejo, que falleció de ébola el pasado 26 de septiembre, ha dado positivo y se convierte en el primer caso contraído en Europa, han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

 

Con ello, se confirma que la auxiliar de enfermería tiene el virus después de que el Instituto Carlos III haya realizado una segunda prueba tras obtener el positivo en la primera. Para asegurar el diagnóstico y descartar un falso positivo, se le ha realizado este segundo test como establecen los protocolos.

 

La mujer, que trabaja habitualmente en el hospital La Paz-Carlos III de Madrid donde tuvo contacto con el religioso fallecido, se presentó esta mañana en las Urgencias del Hospital Universitario Fundación Alcorcón al sentir que podía tener fiebre, momento en el que fue aislada y sometida a las correspondientes pruebas tal y como establecen los protocolos de seguridad.

  

Según el mencionado protocolo, a todas las personas que están en contacto con enfermos de ébola, durante 21 días se le toma la temperatura dos veces al día para comprobar si tienen fiebre.

  

Tras conocerse la situación, un gabinete de crisis presidido por la ministra de Sanidad, Ana Mato, se encontraba reunido esta tarde de urgencia en la sede de su departamento.

  

El Hospital La Paz-Carlos III ha tratado dos casos positivos de ébola, el de Miguel Pajares y Manuel García Viejo, que fueron repatriados desde Liberia y Sierra Leona respectivamente. Ambos fallecieron por los efectos del virus.

Noticias relacionadas