La Ruta del Agua en El Hoyo de Pinares cuenta con un nuevo tramo accesible

Nuevo tramo accesible.

Este domingo el municipio hoyanco inauguró una pasarela accesible y un mirador dentro de su senda más transitada, la "Ruta del Agua". Más de 250 senderistas acudieron desde temprana hora para disfrutar de la mañana en El Hoyo de Pinares. 

Por parte de la Diputación de Ávila asistieron el Presidente, Jesús Manuel Sánchez Cabrera y el Diputado de Turismo Rafael Pérez Nieto. Además acudieron al evento Miguel Ángel García Nieto, senador, Ángel de Propios, presidente de ASPAYM de Castilla y León, Jaime Rodríquez, gerente de PRONISA y otras autoridades locales que no quisieron perderse la clásica de primavera.

 

La inversión total del proyecto asciende a 70.000€ de los cuales la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Cultura y Turismo ha aportado la mayor parte, 54.000€. En este sentido el regidor hoyanco, David Beltrán, agradece a la Junta de Castilla y León esta ayuda que ha permitido dar el primer paso en el camino para hacer accesible el valioso patrimonio natural de El Hoyo de Pinares

 

La Concejala de Educación e Igualdad, Raquel Martín por su parte apuntaba que “el día de hoy debe ser el comienzo de muchos otros proyectos pensados para las personas con discapacidad y su acceso a los espacios públicos. Trabajar por la igualdad es un reto de este consistorio porque es un aspecto que caracteriza a una sociedad justa y que enriquece a la población en su conjunto.”

 

Los participantes que asistieron a la marcha, incluidas, esta vez sí, las personas con movilidad reducida, hicieron honor al lema “andar y disfrutar” en el paseo por esta senda llena de belleza. El agua que da nombre a esta ruta por su presencia constante durante todo el año, fue más protagonista que nunca en esta ocasión debido a las lluvias caídas en el último mes. Tortugas, ranas, peces y nutrias hicieron el deleite de quien pudo descubrirlos en los embalses del Becedas I y II. Y si el trino de los pájaros fue el mejor regalo para nuestros oídos, las flores de la primavera, la resina, el tomillo, el romero y el cantueso ofrecieron el toque aromático al aire puro propio de tierras hoyancas, completando el variado y rico menú que ofrece esta ruta a nuestros sentidos.