La 'Rojita' se complica el pase en Burgos

España 0 - Croacia 3 (Sub-21)
Ver album

España retrocede en su camino al Europeo Sub-21 al caer en Burgos ante Croacia por 0-3.

ESPAÑA, 0 - CROACIA, 3

 

ESPAÑA: Kepa; Bellerín, Jonny, Duarte (Castro, min.67), Marín; Deulofeu, Saúl, Óliver Torres, Ceballos (Pedraza, min.54); Asensio y Munir.

  

CROACIA: Livakovic; Peric, Caleta-Car, Jedvaj, Milic; Krovinovic, Rog, Pavicic (Capan, min.86), Coric (Fiolic, min.94); Tudor y Perica (Kolar, min.76).

 

GOLES:

   0 - 1, min.36, Caleta-Car.

   0 - 2, min.42, Perica.

   0 - 3, min.48, Perica.

 

ÁRBITRO: Craig Pawson (ESC). Amonestó con tarjeta amarilla a Asensio (min.45+1) en España y a Perica (min.33), Caleta Car (min.85) y Peric (min.89) en los croatas.

 

ESTADIO: El Plantío (Burgos).

La selección española Sub-21 dio un paso atrás en su objetivo de clasificarse para el Europeo de 2017, que se celebrará en Polonia, tras perder ante Croacia (0-3) en El Plantío en Burgos y ceder así el liderato del grupo 6 a manos de su verdugo este jueves.

  

El equipo de Albert Celades, que ganó 2-3 en tierras croatas, no pudo repetir la victoria al calor de su afición. La 'Rojita' no apareció con la plenitud y la calidad que acostumbra y complica su camino hacia el Campeonato de Europa, donde sólo se clasifica el campeón de cada grupo.

  

España no estuvo tan fina como siempre y, sobre todo, lamentó su desacierto cara a gol. La primera parte fue más de los locales, pero Croacia aprovechó un córner para tomar ventaja en el duelo y meter el miedo a su rival, que encajó el gol a diez minutos del descanso.

  

Un cabezazo con parábola de Caleta-Car, al que no llegó Kepa, ni la defensa española, supuso el 0-1, lo que parecía un traspié, una única piedra en el camino. Pero nada más lejos de la realidad, el partido se le complicó definitivamente a los de Celades, que encajaron el 0-2 en una gran acción de Coric, que resolvió Perica en el minuto 42.

  

Un pase por encima de la zaga española acabó en los pies del delantero del Udinese, que no falló en su propósito de colocarla al palo largo. El segundo hundió a una España que intentó renacer, sin suerte, en el acto final del partido, marcado por un tempranero error de Kepa al intentar despejar un balón aparentemente sin peligro.

  

En su afán por regatear a Perica, el portero del Valladolid se la entregó al ariete, que sentenció el encuentro a puerta vacía. El joven cancerbero pidió perdón a la grada antes de romperse la camiseta en un gesto de rabia. A partir de ahí, la selección española Sub-21 lo intentó todo, pero no dio con la tecla.

  

Primero fue un gran Óliver Torres, el más destacado este jueves en Burgos, y después un disparo de Asensio que hizo temblar las manos de Livakovic. En una de las últimas ocasiones, el sportinguista Carlos Castro no acertó mano a mano con el cancerbero balcánico. España se topó con un Croacia muy seria que se convierte en la nueva líder y principal candidata a jugar la próxima Eurocopa de la categoría.