La restauración de la fachada occidental de la Catedral terminará en noviembre

A comienzos del mes de noviembre podrían estar terminadas las obras de restauración de la fachada occidental de la Catedral de Ávila, que en estos momentos reconstruyen el tímpano calado proyectado por Juan Guas. La actuación, con sensores que permitirán un seguimiento de su estado, frenará el deterioro que el agua y el tiempo producen en la piedra.

Los trabajos de restauración de la fachada occidental de la Catedral de Ávila, promovidos por el Cabildo y la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, continúan desarrollándose a buen ritmo, tal y como han podido comprobar este martes representantes de ambas instituciones acompañados por la presidenta de la Fundación Caja de Ávila, Dolores Ruiz-Ayúcar.

 

Según han explicado, se han completado ya los trabajos de limpieza, reposición y reintegración de la maltrecha piedra de la fachada. Paralelamente, el maestro cantero Rodrigo de la Torre ha reconstruido buena parte de las piezas perdidas del tímpano calado proyectado por Juan Guas que se cubrió y se mutiló durante la reforma del siglo XVIII.

 

La reconstrucción se ha llevado a cabo tomando como modelo las partes que aun se conservan del trazado del escultor flamenco y el siguiente paso será la colocación de las piezas de nueva ejecución en la fachada.

 

Para que la portada pueda recuperar todo su valor se limpiará la puerta de madera principal y se modificará el cortavientos del interior. De igual manera, ya se están diseñando los vierteaguas que servirán para paliar el principal problema de la fachada, que es la humedad y las filtraciones.

 

HUECO DE ACCESO A LA TERRAZA

Uno de los aspectos en los que trabaja actualmente el equipo que dirige el arquitecto Joaquín García es en determinar el origen y significado del hueco de acceso a la terraza, descubierto al retirar una de las losas del suelo, durante el proceso de restauración. Este especio será también aprovechado para acondicionar un nuevo acceso que permita garantizar el adecuado mantenimiento de esta terraza y la fachada.

 

SENSORES

La restauración se completa con la instalación de la solución tecnológica 'Smart Patrimonio', desarrollada por la Fundación Santa María la Real y Telefónica, y que habilita 15 puntos de control para medir aspectos como la temperatura, la humedad o la luminosidad. Se han colocado sensores inalámbricos tanto en el interior de la seo como en el interior del claustro y en determinadas áreas de la fachada occidental.

 

El objetivo de esta monitorización será recopilar datos objetivos que sirvan tanto a los técnicos como al Cabildo Catedralicio para conocer mejor las causas y los efectos del deterioro de la fachada.

 

La restauración forma parte de una actuación mucho más amplia que cuenta con un presupuesto global de 260.400 euros.