La restauración de la Capilla del Nacimiento de Santa Teresa revela la autoría de sus vidrieras

Los restauradores trabajan ya en la imagen de la Santa, mientras progresan en el trabajo en otros puntos de la capilla.


La Fundación del Patrimonio Histórico avanza a buen ritmo en los trabajos de restauración de la Capilla del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, en la iglesia del convento de la Santa en Ávila.

 

Los restauradores trabajan ya en la imagen de la Santa, mientras progresan en el trabajo en otros puntos de la capilla.

 

La restauración está deparando algunas novedades de interés como la autoría de al menos una de las dos vidrieras. Al desmontar la inferior, que narra la fuga de Santa Teresa a tierra de moros con su hermano, para su restauración, se ha hallado la firma que revela su autoría “R. Escribano, Pintor, 1892”. Ricardo Escribano es un artista sevillano que trabajó para la fábrica de La Cartuja en esas fechas, muy hábil para reflejar el movimiento de las figuras.

 

En la capilla se ha instalado un gran andamio de tres pisos, necesario para alcanzar el techo y restaurar la bóveda, muy decorativa, con yeserías en relieve, pintadas y doradas, que está muy oscurecida por el humo de las velas y deteriorada por repintes poco delicados, aplicaciones de purpurina y barniz, dado que, en el pasado y ante la falta de medios, era común tapar los desperfectos pintando encima sin limpiar ni aplicar ningún tratamiento previamente. La bóveda también aparece dañada por antiguas goteras.

 

En cuanto a los tres cuadros del siglo XVIII de grandes dimensiones que cubren la parte alta de los muros de la capilla, el menor de ellos ya está desmontado en el taller, donde los restauradores tratan, por un lado, el marco y, por otro, el lienzo, en el que, a medida que avanzan, descubren los colores originales y detalles antes inapreciables por el ennegrecimiento general. Se aplicarán refuerzos de tela en el reverso para volver a tensarlo en el bastidor. En el marco, barroco y profusamente decorado, se reintegrarán algunos volúmenes perdidos.

 

Colaboración
La intervención integral cuenta con un presupuesto de 200.000 euros y un equipo de doce profesionales de distintas disciplinas (restauración, carpintería, iluminación, análisis químicos, fotografía…) que trabaja en la capilla natal.

 

La Fundación del Patrimonio Histórico financia el 50% del presupuesto necesario para sacar adelante este proyecto, de cara al V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, que se celebra en 2015, además de aportar la memoria valorada, contratar la restauración, su dirección técnica y las acciones divulgativas y de difusión cultural. El 50% restante lo aporta la comunidad de PP. Carmelitas Descalzos.

 

Acción global


La intervención de la Fundación del Patrimonio Histórico es global y afecta tanto a los revestimientos como a los bienes muebles que contiene la Capilla del Nacimiento: retablos, mayor y laterales; zócalo de azulejos; pinturas murales de la bóveda y los paramentos; lienzos y vidrieras.

 

Sobre la casa de don Alonso de Cepeda y doña Beatriz de Ahumada


El convento de Santa Teresa de Jesús en Ávila se fundó en el solar que ocupaba la casa de don Alonso de Cepeda y doña Beatriz de Ahumada, padres de Santa Teresa, y la capilla del nacimiento, situada en el presbiterio, en la cabecera de la iglesia, coincide con el lugar donde estuvieron las alcobas o dormitorios de la familia. Iglesia y convento se inauguraron en 1636 y son Bien de Interés Cultural desde 1886.

 

La Capilla del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús tiene una decoración profusa y un retablo barroco del siglo XVIII, con una imagen de Santa Teresa atribuida a Gregorio Fernández. En los lados hay cuadro pequeños retablos, también barrocos, con lienzos dedicados a las cuatro órdenes religiosas con que la Santa se relacionó -jesuitas, carmelitas, franciscanos y dominicos-. Sobre ellos hay pinturas de escenas de la vida de la Santa y sus visiones, motivos que también adornan las vidrieras de la capilla.