La residencia para personas con enfermedad mental licitará su gestión antes del verano

Milagros Marcos durante la reunión mantenida este lunes con FAEMA

Antes del verano se licitará la puesta en funcionamiento de la residencia para personas con enfermedad mental de la Junta de Castilla y León, según ha anunciado este lunes Milagros Marcos durante la inauguración en Ávila de la vivienda supervisada La Fortaleza

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha anunciado este lunes que antes del verano se licitará la puesta en funcionamiento de la residencia para personas con enfermedad mental de titularidad regional situada en la calle Camino del Gansino con la idea de que esta infraestructura, cuya apertura estaba prevista para el verano de 2011, pueda estar adjudicada y en funcionamiento antes de que finalice el año.

 

Esta residencia contará con 40 plazas de financiación pública de las que una parte se gestionarán por concierto y otra por la entidad que se alce finalmente con su gestión. Milagros Marcos ha explicado que no se trata de una residencia de atención permanente sino que estará destinada a aquellas personas que la necesiten en un momento determinado "para adquirir habilidades y capacidades que les permitan irse a una vivienda tutelada o a un centro ocupacional".

 

La responsable regional de Familia e Igualdad de Oportunidades, que ha señalado que este recurso dejará "ampliamente cubierto" el mapa de atención a la discapacidad por enfermedad mental en Ávila, ha inaugurado este lunes la vivienda tutelada 'La Fortaleza' situada en la Calle Hornos Caleros y que gestiona junto a otras cinco la Asociación de Familiares de personas con Enfermedad Mental de Ávila, FAEMA.

 

Las 26 plazas que ya hay en la capital abulense en estas viviendas buscan, según ha explicado la consejera, el fomento de la autonomía personal de las personas con discapacidad mental, "lo que se consigue fundamentalmente impulsando el empleo de estas personas".

 

En este sentido, Milagros Marcos ha señalado que durante el pasado año se llevaron a cabo 90 itinerarios de formación para estas personas, en 45 de los cuales se llevaron a cabo prácticas laborales y que resultaron en que 15 personas con discapacidad por enfermedad mental consiguieron empleo.