La regulación micológica en la provincia obtiene unos beneficios en 2012 de 23.105 euros

Hasta el momento, y desde que la Junta de Castilla y León puso en marcha esta regulación en 2008, han sido 21 los municipios abulenses los que se habían acogido a la misma. En 2013 siete municipios más se han sumado a ésta, ascendiendo a 22.200 las hectáreas reguladas en la provincia, obteniendo un beneficio el pasado año de 23.105 euros, mediante las 2.083 licencias concedidas

En la mañana de hoy, el diputado de Desarrollo Rural, José María Tiemblo, se ha reunido con los alcaldes de los municipios pertenecientes a la Unidad de Gestión Micológica “Norte de Gredos”, para hacer balance de los resultados obtenidos el pasado año; revisar el estado de la ejecución del proyecto en la actualidad en la provincia; establecer las previsiones para la campaña 2013-2014 y resvisar los tipos de permisos y los precios.

 

Hasta el momento, y desde que la Junta de Castilla y León puso en marcha esta regulación en 2008, han sido 21 los municipios abulenses los que habían acogido a la misma. En 2013 siete municipios más se han sumado a ésta, ascendiendo a 22.200 las hectáreas reguladas en la provincia, obteniendo un beneficio en pasado año de 23.105 euros, mediante las 2.083 licencias concedidas.

 

 

Los siete nuevos municipios que se han adherido a esta regulación son: Burgohondo, Cepeda de la Mora, Mombeltrán, Navalosa, Navaluenta, Navarrevisca y Villanueva de Ávila. En total, 28 pueblos desde la Sierra de Gredos hasta los límites con Salamanca.

 

Una regulación “fundamental”, según José María García Tiemblo, ya que este proyecto, del que la Diputación de Ávila formó parte desde su puesta en marcha, “garantiza el mantenimiento de los recursos de la provincia; previene que no se pueda envenenar a nadie por los controles realizados; pone en marcha buenas prácticas en la recolección de hongos; proporcina controles sanitarios, aumenta el impacto en el turismo rural, proporciona beneficios económicos a los municipios a través de las licencias y genera puestos de trabajo, como los de guardias de campo, para los que la Diputación realizó unos cursos específicos de formación, y ahora mismo están trabajando en los municipios regulados”.

 

 

Con la incorporación de estos siete nueve municipios, las hectáreas reguladas en la provincia de Ávila han pasado de 17.000 a 22.200. Los precios de las licencias oscilan entre los 3 euros para los recolectores locales y los 400 para los comerciales foráneos, precios que según adelantaba García Tiemblo, se mantendrán durante la próxima campaña.

 

 

El diputado de Desarrollo Local espera que próximamente se vayan adhiriendo más municipios a esta regulación, cuyo plazo finaliza en julio de 2014, pero para la cual la Junta ya está redactando un Decreto de Regulación Micológica.

 

“Los recursos micológicos en nuestra provincia están proporcionando más beneficios a los municipios que la madera, actualmente se obtiene un beneficio de 1 euro por hectárea, que es la media de Castilla y León, pero hace dos años, nuestra provincia superaba por mucho esta media alcanzando los 3,15 euros por hectárea”, añadía.

 

Asimismo, García Tiemblo, hacía referencia a la importancia de que todos los municipios y fincas estén regulados, debido al gran perjuicio económico que supone éstos aquellos que no lo están, y ponía como ejemplo las fincas de Zaduero y el Colmenar, lugares de gran producción y sin regular, a la que acuden sobre todo los recolectores comerciales que no tienen que pagar licencia.