La región, con 20,4 alumnos por aula en FP, apuesta por optimizar ciclos y equilibrar la demanda con Bachillerato

De la Torre pide implicación a las empresas y anima a los jóvenes a cualificarse
El director general de Formación Profesional (FP) y Régimen Especial de Castilla y León, Enrique de la Torre, ha descartado este martes la implantación de nuevos ciclos formativos en la Comunidad, donde se imparten 21 de las 26 familias que hay en España a través de más de 900 módulos, y ha manifestado la apuesta por la optimización de los ya existentes.

En la actualidad, en la Región se registra una ratio de 20,49 alumnos por aula. La FP, según ha cifrado, ha crecido en un seis por ciento en el último curso. De la Torre ha precisado que hay plazas suficientes y que en todo caso se procederá a analizar "de manera puntual" alguna familia no implantada.

El director general, quien ha participado en la inauguración de las Jornadas de Puertas Abiertas de la FP de Segovia, ha incidido en que este tipo de formación es una buena manera de acceder al mundo laboral pero ha señalado que aún el 60 por ciento de los estudiantes optan por Bachillerato frente a los grados de ciclo medio.

En este sentido, ha confiado en que se alcance un equilibrio en la demanda y que se incremente así el alumnado de FP, desde la que se puede acceder a la universidad una vez madura la profesión escogida, según ha subrayado.

De la Torre ha manifestado la importancia por tanto de dar a conocer la Formación Profesional entre los estudiantes de Secundaria y Bachillerato y ha pedido esfuerzo a las empresas para que se impliquen en el aprendizaje de los que serán sus trabajadores.

El responsable de FP ha querido lanzar asimismo un mensaje a la juventud para que no se desanime y se cualifique, "vital" para afrontar el futuro cuando se supere la crisis.

El director general ha aprovechado la inauguración de las jornadas para hacer un repaso por el nuevo Plan de Formación 2012-2015 y profundizar en la figura de las Aulas Empresa. Así, ha destacado la satisfacción con la que se han desarrollado los proyectos piloto en León, Valladolid y Burgos y la intención que de extender la iniciativa al resto de provincias a lo largo de la actual legislatura.

También ha indicado la intención de extender la FP a lo largo de la vida de los alumnos y profesionales de forma permanente y flexible, así como la necesidad de formar un vínculo entre ambos para hacerse visibles a las empresas y poder, incluso, contribuir a mejorar la cualificación de los trabajadores de las empresas.

Por último, ha profundizado en el desarrollo de la FP para mejorar la coordinación de todos los agentes implicados, potenciar los idiomas y los programas de Educación Europea y tener la capacidad de emprender para que los jóvenes, cuando acaben sus estudios, puedan poner en marcha su propia empresa.

formativos de grado medio y 800 en ciclos superiores.