La región cifra en un 1,5% su decrecimiento con una destrucción de empleo del 3% con un paro del 18,6%

"El comportamiento va a ser malo pero ligeramente menor que el de la media española"
La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha cifrado este jueves en un 1,5 por ciento el decrecimiento previsto para la Comunidad Autónoma para el año 2012, ligeramente menor que la media española (donde se prevé un crecimiento negativo del 1,7 por ciento).

"El comportamiento va a ser malo pero ligeramente menor que el de la media española", ha precisado Del Olmo, que ha reconocido que Castilla y León no será ajena al comportamiento de la economía española en esta situación de crisis, si bien ha significado que la Región parte de una situación mejor aunque las previsiones sean más "pesimistas" que las realizadas por Funcas o Hispalink.

Del mismo modo y según ha avanzado la consejera de Hacienda en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, se prevé una destrucción de empleo equivalente a tiempo completo del 3 por ciento lo que situará la tasa de paro en el 18,6 por ciento, aunque ha confiado en que en 2013 se deje de "destruir" empleo.

En este sentido, ha insistido en que no tiene una "bola de cristal" para señalar cuando se empezarán a crear puestos de trabajo en la Comunidad pero sí ha destacado que la Junta trabaja en poner las bases para crear empleo en un futuro inmediato. "2012 es un año muy duro, nos hemos encontrado una España totalmente arruinada, o hacemos un esfuerzo ahora o tendremos serios problemas, tenemos que salir todos de la mano", ha manifestado

Del Olmo ha comparecido junto al consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en el que se ha aprobado "por primera vez en la historia" un techo de gasto no financiero que asciende a 9.108,3 millones de euros en 2012.

En este foro ha avanzado el escenario macroeconómico de Castilla y León para 2012 en el que se registra una caída del 1,5 por ciento del PIB, un decrecimiento del 3,2 por ciento de la demanda interna que se "compensa en parte" con un incremento del saldo exterior del 1,7 por ciento, una previsión condicionada a la "ligera desaceleración" de las exportaciones e importaciones.

Por sectores, la consejera ha detallado que industria, servicios y agricultura y ganadería registrarán "tasas negativas" en 2012. En concreto, la consejera ha explicado que se prevé una "contracción" en industria, aunque ha destacado que la previsión en agricultura y ganadería es "pesimista", ya que se realizó en época de sequía, al tiempo que ha considerado una caída en servicios como consecuencia de una bajada del "mercado de consumo".

Del Olmo ha señalado que situar el decrecimiento de Castilla y León dos décimas por debajo de la media nacional obedece a que la Comunidad está en una mejor situación que la media de España con un mayor crecimiento en 2011, una tasa de paro inferior y un mejor dato del Índice de Producción Industrial (IPI).

"Hemos enmarcado las previsiones en el contexto de España", ha explicado, tras lo que ha reiterado que la previsión está sujeta al resultado de las medidas económicas que se pongan en marcha y es lo "más ajustada posible" a los datos con los que cuenta eel Ejecutivo.