La regiĂłn cerrĂł 2010 con un saldo vegetativo negativo, con 6.316 habitantes menos

Castilla y LeĂłn registrĂł la tercera tasa de natalidad mĂĄs baja de EspaĂąa en 2010, con 8,24 nacimientos

Castilla y LeĂłn registrĂł el aĂąo pasado un crecimiento vegetativo de la poblaciĂłn negativo (-6.316), cuando el nĂşmero de defunciones (26.869) superĂł al de nacimientos (20.553). El crecimiento vegetativo fue negativo tambiĂŠn en comunidades como Galicia, Principado de Asturias, Extremadura y AragĂłn.

SegĂşn el avance de datos del Movimiento Natural de la PoblaciĂłn del Instituto Nacional de EstadĂ­stica (INE), Principado de Asturias, Galicia y Castilla y LeĂłn, que se encuentran entre las regiones de poblaciĂłn mĂĄs envejecida, tambiĂŠn presentaron las tasas de mortalidad mĂĄs elevadas. AsĂ­, Principado de Asturias tuvo 12,06 defunciones por cada 1.000 habitantes, Galicia 10,89 y Castilla y LeĂłn 10,77.

Por otro lado, Castilla y LeĂłn registrĂł el aĂąo pasado la tercera tasa bruta de natalidad mĂĄs baja de EspaĂąa con 8,24 nacimientos por cada 1.000 habitantes, hasta alcanzar los 20.553. Con este dato, la regiĂłn es la tercera comunidad autĂłnoma que registrĂł el aĂąo pasado una tasa de natalidad mĂĄs baja y se sitĂşa por detrĂĄs de Principado de Asturias (7,39 nacidos por 1.000 habitantes) y Galicia (8,07). No obstante, la tasa de natalidad se redujo durante el aĂąo 2010 en todas las regiones, salvo en Castilla y LeĂłn, AragĂłn, PaĂ­s Vasco y la ciudad autĂłnoma de Ceuta.

En total, EspaĂąa registrĂł en 2010 la tasa bruta de natalidad mĂĄs baja desde el aĂąo 2003 con 10,5 nacimientos por cada 1.000 habitantes, despuĂŠs de que el nĂşmero de nacidos descendiera por segundo aĂąo consecutivo, con una caĂ­da del 1,96 por ciento hasta los 484.055.

Durante el aĂąo pasado se produjo un descenso del nĂşmero de fallecimientos, pero la contracciĂłn de la natalidad ha conseguido reducir el crecimiento vegetativo hasta las 105.388 personas, el nivel mĂĄs bajo desde 2005.