La reforma realizada por Rajoy es una “revolución en toda regla”

El presidente del PP de Ávila afirma que supone un ahorro de 37.700 millones y  el aumento de la eficacia de todas las administraciones. Asegura que “será el punto de partida para que España tenga una Administración Pública más moderna, ágil y transparente”. Reclama la colaboración de todas las fuerzas políticas, así como de las comunidades autónomas y ayuntamientos

El secretario general del Grupo Popular en el Senado y presidente del PP de Ávila, ha calificado de “revolución en toda regla” la reforma de las Administraciones Públicas aprobada ayer en el Consejo de Ministros. “Será el punto de partida para que España tenga una Administración Pública más moderna, ágil y transparente”.

 

Según el presidente de los populares abulenses, la reforma de las Administraciones Públicas emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy “supone un ahorro de 37.700 millones de euros hasta el 2015  y un aumento de la eficacia de todas las administraciones”. Así, ha aclarado que este ahorro se produce por la suma de la racionalización de estructuras, las medidas sobre empleo público y la reforma local, aún por desarrollarse, además de las medidas del informe  de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA).

 

En este sentido, Antolín Sanz ha puesto de manifiesto que “las medidas que contiene el informe  CORA  representan un ahorro de 6.500 millones para la Administración y unos 16.300 millones de euros para el ciudadano, Además, en los próximos años se espera ahorrar 17.500 millones que corresponden al dinero que el conjunto de las administraciones dejarán de gastar con las diferentes medidas de racionalización”.

 

Asimismo, el senador abulense ha asegurado que el plan presentado por el Ejecutivo es “serio y bien articulado”, además de “abordar una de las asignaturas pendientes que había en España y que ningún otro Gobierno se atrevió a poner en marcha”.

 

En su opinión, todas las fuerzas políticas deben implicarse en esta reforma de las Administraciones Públicas, “fundamental para nuestro país”, y dijo que espera la colaboración de todas las administraciones, comunidades autónomas y ayuntamientos. “Tenemos que trabajar todos juntos para tener una Administración al servicio de los ciudadanos”, ha aseverado.

 

El secretario general del PP en el Senado también ha recordado el trabajo que viene realizando el Gobierno desde el inicio de esta legislatura. Así, ha resaltado que las distintas administraciones han recortado el gasto en más de 22.000 millones de euros, con medidas como la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la tasa de reposición cero o el tope fijado para los sueldos de los directivos de las empresas públicas.

 

Reducción del gasto

 

La reforma de las Administraciones Públicas presentada por el Gobierno de Rajoy consta de 217 medidas centradas en tres grandes bloques: eliminación de las duplicidades entre las administraciones, la simplificación administrativa y la gestión más eficiente de los servicios.

 

Uno de los puntos más novedosos que recoge la reforma de la Administración Pública es la implantación electrónica, sustituyendo el uso del papel y las notificaciones postales por las electrónicas, tanto por correo electrónico como por teléfono móvil.

 

Sanz ha destacado el gran ahorro de esta medida, porque mientras una notificación postal le cuesta a la administración en torno a los 2,5 euros, la electrónica reduce el coste hasta los 20 céntimos.

 

Otro ejemplo de ahorro lo representa la implantación de la e-Salud, que supondrá un ahorro de 558 millones en al ámbito sanitario hasta el 2015. “La implantación de la e-Salud incluye la receta electrónica, la historia clínica digital interoperable y una base de datos de tarjeta sanitaria del Sistema Nacional de Salud”, ha señalado.

 

El presidente del Partido Popular de Ávila también ha valorado como medidas “positivas y eficientes”, la supresión de empresas y organismos estales, así como la fusión de otros entes para evitar duplicidades y gastos innecesarios.

 

Otra de las medidas adoptadas por el Ejecutivo y que supondrá un ahorro importante para las arcas del Estado es la centralización de las compras y la racionalización del gasto financiero de los Ministerios, “medidas que reducirán las cargas burocráticas y administrativas y mejorarán la competitividad de la economía española”.