"La reestructuración ferroviaria planteada por el Gobierno nos condena y nos deja como ciudadanos de tercera"

Pedro Muñoz y José María Burgos afirman que, en materia ferroviaria, el PP de Ávila no puede transigir a lo que dictan los protocolos del Ministerio de Fomento

Tanto el diputado como el senador socialista han lamentado el conformismo con el que “el Partido Popular está abordando la situación del ferrocarril abulense. Las negociaciones con el Ministerio de Fomento no pueden limitarse a la eliminación de algún transbordo, tal y como afirma el presidente provincial del PP de Ávila”.  

 

“A nuestro juicio, Ávila y el futuro de su comunicación ferroviaria se merecen mucho más y, desde luego, reconducir la situación no es insinuar la posible supresión de algún transbordo, que no de todos, ni por supuesto, no hablar del futuro más inmediato que es lo que preocupa a los abulenses. En esta negociación, no vale plegarse ni resignarse a las directrices de partido, sino que hay que luchar por unos servicios que nos coloquen en el lugar que merecemos”.  

 

Según Muñoz y Burgos, “el ministerio de Ana Pastor se convertirá en el que sumirá a Ávila en el ostracismo más absoluto y el que nos condenará a no contar con comunicación ferroviaria, a juzgar por las decisiones que está tomando y por la escasa presión de sus compañeros de partido en Ávila”.  

 

“La cada vez peor calidad del servicio, con transbordos, la más que previsible eliminación de trenes y el anuncio de que el próximo viernes se adjudicarán las obras para electrificar la línea Medina del Campo-Salamanca, nos coloca en una situación de desventaja absoluta, de falta de competitividad y como ciudadanos, ya no de segunda, sino de tercera”.