La reducciĂłn de ingresos en 2011 incrementa la deuda con proveedores hasta los 1.066 millones

La ConsejerĂ­a de Hacienda ha remitido hoy al Ministerio la relaciĂłn de las obligaciones pendientes que pueden acogerse al mecanismo de financiaciĂłn para el pago a proveedores
La Junta de Castilla y LeĂłn ha remitido hoy al Ministerio de Hacienda y Administraciones PĂşblicas el listado con las obligaciones pendientes de pago que pueden atenderse con la lĂ­nea extraordinaria de prĂŠstamo a las comunidades autĂłnomas, acordada en el Consejo de PolĂ­tica Fiscal y Financiera -CPFF- celebrado a comienzos de marzo.
Esta línea extraordinaria supone una mejora inmediata de liquidez en un momento en que las autonomías tienen muy limitado el acceso al crÊdito, y da respuesta a la solicitud que al respecto ha venido planteando la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, en el seno del CPFF durante la pasada legislatura. Por ello, el Gobierno regional decidió su adhesión a este mecanismo extraordinario de financiación en el Consejo de Gobierno celebrado el día 29 de marzo. Precisamente, uno de los principales requisitos para financiarse mediante esta línea de prÊstamos era enviar la correspondiente relación de facturas al Ejecutivo central antes del 15 de abril.
Asimismo, con el Acuerdo de 29 de marzo, la Junta se comprometió a cumplir con otro tråmite imprescindible en este proceso: la presentación antes del próximo día 30 de un Plan de Ajuste que incluirå la descripción y el calendario de aplicación de las medidas para garantizar el cumplimiento del objetivo de estabilidad del aùo 2012 y siguientes, y que deberå obtener el informe favorable del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.
 
DisminuciĂłn de ingresos
El listado de las obligaciones pendientes recogidas en la relaciĂłn que ha remitido el interventor general al Ministerio incluye las facturas correspondientes tanto a obras, servicios, suministros y gestiĂłn de servicios pĂşblicos como a los conciertos educativos, sanitarios o de servicios sociales, que se hayan presentado en los registros administrativos antes del 1 de enero de 2012 y estĂŠn pendientes de pago.
El importe total asciende a 1.066 millones de euros, de los cuales el 98,3% corresponden a la AdministraciĂłn General y Organismos AutĂłnomos; el 1,2% a entes pĂşblicos dependientes de la Junta Âżespecialmente, ITA, Agencia de InnovaciĂłn y Ente Regional de la EnergĂ­a-; y el 0,5% son deudas de empresas pĂşblicas y fundaciones dependientes de la AdministraciĂłn regional. Del total de la deuda, el 95,2% corresponde a facturas de SACYL. No se trata de mayor dĂŠficit pĂşblico, sino que es deuda con proveedores hasta el 31 de diciembre de 2011 que ha sido comunicada al Ministerio de Hacienda y Administraciones PĂşblicas.
Esta situaciĂłn se ha generado por la caĂ­da de los ingresos procedentes de los tributos propios, vinculados al sector inmobiliario y de la construcciĂłn que continĂşa reduciendo su actividad, y por la minoraciĂłn del anterior Ejecutivo de los ingresos que hubieran correspondido a la Comunidad del modelo de financiaciĂłn autonĂłmica, lo que motivĂł su reclamaciĂłn ante el Tribunal Constitucional, que la ha admitido a trĂĄmite.
La reducciĂłn de ingresos, sumada a las dificultades de obtenciĂłn de financiaciĂłn en los mercados financieros, generĂł graves problemas de tesorerĂ­a y la imposibilidad de afrontar los pagos a todos los proveedores.
La deuda de 2011 se ha concentrado en la Gerencia Regional de Salud porque, a diferencia de otros åmbitos del sector público, en la asistencia sanitaria pese a las dificultades de tesorería no es posible paralizar el funcionamiento de los servicios asistenciales, desabastecer los hospitales o suprimir el suministro de medicamentos. Este incremento de la deuda no es atribuible a un problema de exceso de gastos ya que el gasto real de la Gerencia Regional de Salud se ha reducido en 2011 respecto al aùo anterior, sino a la infrafinanciación de la sanidad, denunciada reiteradamente por el Ejecutivo autonómico.
De hecho, durante 2011 la Junta de Castilla y LeĂłn adoptĂł nuevas iniciativas para el control y la reducciĂłn del gasto pĂşblico en todos los ĂĄmbitos, incluido el sanitario. AdemĂĄs reclamĂł la colaboraciĂłn del Gobierno de la NaciĂłn para afrontar el importante problema de la deuda sanitaria que, al afectar a todas las Comunidades de rĂŠgimen comĂşn, ha terminado transformĂĄndose en un problema de Estado.
El plan de pago a proveedores va a permitir superar el problema de deuda acumulada. Ademås se estån afrontando nuevas iniciativas dirigidas a garantizar la sostenibilidad de las cuentas autonómicas, especialmente de la sanidad pública de Castilla y León.
 
InformaciĂłn a proveedores
Junto al Acuerdo de la Junta de adhesiĂłn al mecanismo extraordinario de financiaciĂłn a proveedores, en el BoletĂ­n Oficial de la Comunidad de este viernes, 13 de abril, se publicĂł un anuncio informativo para que los interesados puedan acceder a este sistema de pago.
AsĂ­, a partir del prĂłximo lunes, 16 de abril, los contratistas podrĂĄn consultar -a travĂŠs de la pĂĄgina web de la Junta de Castilla y LeĂłn o de su telĂŠfono 012 de informaciĂłn administrativa- si las facturas pendientes emitidas a la AdministraciĂłn y entes de la Comunidad estĂĄn incluidas en el listado que hoy se remite al Ministerio. En el supuesto de que estos detectaran que alguna de esas facturas no figura en dicha relaciĂłn podrĂĄn solicitar su inclusiĂłn a la IntervenciĂłn General, que tiene un plazo de quince dĂ­as para contestarles. Si no se resuelve expresamente la solicitud en el citado perĂ­odo la factura se sumarĂ­a a las incluidas en el listado inicial.
Es preciso destacar que para que los proveedores puedan cobrar los pagos pendientes es necesario que acepten expresamente su adhesiĂłn al mecanismo extraordinario de cobro. Para ello disponen de dos vĂ­as, una telemĂĄtica -a travĂŠs de la pĂĄgina web de la Agencia Estatal de la AdministraciĂłn Tributaria-; y otra presencial -mediante escrito normalizado dirigido a la IntervenciĂłn General de la Comunidad-.
 
Pagos a partir de la primera quincena de junio
Una vez que el Ministerio de Hacienda y Administraciones PĂşblicas haya autorizado a la Comunidad el plan de ajuste previsto, la Junta aprobarĂĄ la formalizaciĂłn de la correspondiente operaciĂłn de crĂŠdito y las entidades financieras podrĂĄn materializar las transferencias de pago a los proveedores que se hayan acogido al mecanismo a partir de la primera quincena de junio.
Con ello, se producirå una importante inyección de liquidez a las empresas en un momento en que el principal problema, especialmente de las pequeùas y medianas empresas, es superar la escasez de financiación que tienen que afrontar desde el inicio de la crisis financiera. 
Por su parte, la Comunidad contarĂĄ con un perĂ­odo de diez aĂąos, con dos aĂąos de carencia, para la amortizaciĂłn de la operaciĂłn.