La Rectora de la UCAV, pregonera de la Semana Santa de Plasencia

 La Rectora de la UCAV, en la Procesión de los Estudiantes (Ávila).

Con este gesto, se une así a la Semana Santa de Plasencia, que está en proceso de conseguir su declaración de interés cultural por parte de la Junta de Extremadura. 

 La Rectora de la UCAV, Mª del Rosario Sáez Yuguero, ha declarado que es un “honor poder recordar el acontecimiento más importante de la Historia: la muerte y resurrección del Señor tal como se vive y conmemora en la ciudad de Plasencia”.

 

En el pregón, hará un recorrido por la Semana Santa de Plasencia, desde el Domingo de Ramos que comenzará con la Hermandad de Nuestro Señor Jesucristo en su entrada triunfal en Jerusalén; el Lunes Santo con Jesús de la Pasión y María Santísima del Rosario en su mayor dolor. El Martes Santo es el turno de la Cofradía del Cristo de la Columna, el Miércoles Santo, la Hermandad de Jesús Nazareno. El Jueves Santo comenzará el Triduo Pascual con la hermandad más antigua de Plasencia, la Cofradía de la Santa Cena, que procesiona llena de digna sencillez. La Cruz abre el desfile rodeado de un halo penitencial, suavizado solamente por la luz y el calor de las antorchas. La Cofradía de la Vera-Cruz y la Venerable Orden Tercera de San Francisco andarán también por las calles de Plasencia.

 

Noche intensa la de Viernes Santo con la Hermandad del Cristo de la Buena Muerte, la Hermandad del Santo Vía Crucis y la Cofradía del Santísimo Crucifijo y Descendimiento de la Cruz.  LaIglesia de San Vicente Ferrerserá el punto de partida de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y el Santo Sepulcro el Sábado Santo. Y el repique de campanas, aplausos y emoción ponen el fin a la Semana Santa con el Domingo de Resurrección. El aire se llena de júbilo y luz, por la calle de Zapatería, donde asoma la comitiva que acompaña a la Virgen, y por el Rincón de San Esteban aparece Cristo Glorioso para encontrarse con su Madre en la Plaza Mayor, bajo la mirada feliz del “abuelo Mayorga” tocando su campana a Gloria.