La receta electrónica se implatará en una veintena de farmacias de la provincia

La e-receta comenzó ayer a funcionar en la zona de Madrigal de las Altas Torres, en los municipios de Madrigal, Horcajo de las Torres y Barromán, con el objetivo de que se vaya implantando, de forma paulatina, en las 133 farmacias existentes en la actualidad.

La Diputación de Ávila impulsa la implantación de la receta electrónica o e-receta en una veintena de farmacias del medio rural.

 

La institución provincial contribuye a la implantación de la e-receta en 24 farmacias abulenses gracias a un convenio entre la institución provincial y el Colegio de Farmacéuticos de Ávila, mediante el que la Diputación ha destinado 20.000 euros, con el objetivo de ayudar a adaptar la tecnología de las oficinas de farmacia que se encuentran en los municipios más pequeños.

 

La e-receta comenzó ayer a funcionar en la zona de Madrigal de las Altas Torres, en los municipios de Madrigal, Horcajo de las Torres y Barromán, con el objetivo de que se vaya implantando, de forma paulatina, en las 133 farmacias existentes en la actualidad.

 

En este sentido, la Diputación de Ávila ha fijado su objetivo en las oficinas que se encuentran en los núcleos rurales de menor tamaño o cuya facturación no supere los 200.000 euros anuales. En función de esta cifra, se han otorgado ayudas de hasta 720 euros, para aquellas en situación de “viabilidad económica comprometida”, o de hasta 500 euros, si no se encuentran en ese grupo.