La quita para las preferentes y otros híbridos y deuda subordinada de Banco Ceiss podría fijarse entre el 70 y el 80%

Oscilaría entre el 69,86% y el 79,87% y dependerá de si finalmente se materializa la integración de la entidad en Unicaja, según el plan de resolución de gestión de híbridos que ha comunicado el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El recorte llegaría hasta el 79,87% en el caso de una emisión de deuda subordinada especial y se aplicaría si el organismo liderado por Antonio Carrascosa participara en el accionariado de Banco Ceiss, habida cuenta de que la Comisión Europea exige un recorte adicional para que esta participación no sea inferior al 50% del capital de la entidad. Este sería el valor de reinversión, según el FROB.

 

Si la entidad fruto de la fusión de Caja España (León) y Caja Duero (Salamanca) se integra en Unicaja, la quita llegaría a un máximo del 69,86%. Este descuento procedería del valor de recompra. "Para el cómputo del 50% del capital se tendrá en cuenta tanto las acciones emitidas como aquellas que se deriven del canje de los 'cocos' (bonos convertibles) que se entregarían a los titulares de híbridos", explica el FROB.

 

Banco Ceiss cuenta con un importe nominal en circulación de instrumentos híbridos y deuda subordinada de más de 1.400 millones de euros. No obstante, los descuentos serían de un 10% en algunas emisiones de deuda, que llegarían a casi el 40% si el FROB tiene que participar en la entidad.

 

Fuentes financieras han explicado a Europa Press que hay que tener en cuenta que la operación de fusión entre Banco Ceiss y Unicaja está cerca de cerrarse, por lo que, en el momento en que se lleve a cabo, los recortes "no serían tan duros" como marca la resolución del FROB. "Se espera que esos recortes sean más similares a los precios de recompra que al valor de reinversión", han añadido.  

 

Hace justo una semana, el supervisor aprobó modificar el plan de resolución de Banco Ceiss con el fin de incorporar la oferta de Unicaja Banco por hacerse con esta entidad. La Comisión Europea hizo lo propio al inicio de esta semana.

 

En dicho plan se mantenía el importe de 604 millones de euros de apoyo financiero público contemplado en el plan inicial de Banco Ceiss. Esta ayuda se ha instrumentado mediante la suscripción de obligaciones contingentes convertibles (Cocos) por el FROB emitidas por esa entidad, por lo que alcanza los niveles de capitalización establecidos por Europa, lo que implica su no nacionalización.

 

La Comisión Europea clasificó a Banco Ceiss en el 'Grupo 2' al tratarse de un banco "con déficit de capital que no podría afrontar de forma privada y sin ayuda estatal dicho déficit'.