La provincia de Ávila se divide en 20 unidades básicas de ordenación del territorio

El director general de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, y el delegado territorial, Francisco José Sánchez Gómez.

El director general de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, y el delegado territorial, Francisco José Sánchez Gómez, han presidido esta mañana una reunión con los representantes de los 58 municipios incluidos en las unidades básicas de ordenación y servicios del territorio de Ávila Rural, Valle Amblés, Valle Amblés Sierra y Alberche Pinares Oeste, que suman 13.843 habitantes.

Ávila acoge la última reunión sobre la propuesta de mapa de ordenación territorial con la que se persigue fortalecer a los municipios y garantizar la prestación de servicios de calidad en el territorio de una manera eficiente y eficaz.

 

Este encuentro cierra el ciclo de reuniones mantenidas por el delegado territorial por la provincia de Ávila, a las que han sido convocados los alcaldes de todos los municipios, para resolver dudas y exponer con detalle el borrador del nuevo modelo de ordenación del territorio de Castilla y León presentado por el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, el pasado 30 de septiembre.

 

Según ese borrador, la provincia de Ávila se divide en 20 unidades básicas de ordenación y servicios del territorio: Moraña Norte, Moraña Sur, Moraña Sierra, Tierra de Arévalo, Sierra de Ávila, Ávila Rural, Valle del Corneja, Valle Amblés, Valle Amblés Sierra, Barco-Aravalle, Gredos, Alberche, Alberche Pinares Oeste, Alberche Pinares Este, Pinares, Tiétar Candeleda, Bajo Tiétar, Cinco Villa, Tiétar Centro y Alto Tiétar. A ellos se suma, como unidad básica urbana, la capital abulense.

 

El objetivo de esta propuesta de mapa de ordenación territorial es garantizar el mantenimiento tanto de los municipios como de las entidades locales, potenciándose igualmente la asociación voluntaria a través de las denominadas mancomunidades de interés general. De esta forma, se asegura una mejor calidad de vida de los ciudadanos de nuestra provincia a través de mayores niveles de cohesión territorial y social y una mejor prestación de los servicios públicos a los ciudadanos en condiciones de igualdad, con independencia del lugar en el que residan.

 

La Junta de Castilla y León quiere escuchar las opiniones y estudiar las aportaciones de cualquier persona, entidad o colectividad y, en general, las de todos los agentes sociales, políticos y económicos que viven y trabajan en nuestra Comunidad. Por eso, se ha abierto un periodo de participación ciudadana. En el Portal de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León se puede consultar el contenido íntegro del borrador de mapas, y durante tres meses, la ciudadanía puede trasladar en un foro de participación  las alegaciones, aportaciones y propuestas para mejorar y enriquecer el futuro mapa de unidades básicas.

 

Finalizado este primer trámite de participación ciudadana, realizado su análisis y las posibles correcciones, informará cada una de las diputaciones provinciales y el Consejo Comarcal de El Bierzo. Posteriormente, la Consejería de la Presidencia elaborará una propuesta inicial de delimitación del mapa de unidades básicas de ordenación del territorio, que someterá a audiencia de todos y cada uno los municipios de Castilla y León y a un periodo de información pública por el plazo de un mes mediante su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León. A continuación, y previa negociación con todos los grupos parlamentarios, la Junta de Castilla y León aprobará como norma con fuerza de Ley el Mapa de Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio, que será remitida a las Cortes de Castilla y León para su aprobación, que requerirá el apoyo de dos tercios de los procuradores regionales.