La propia víctima avisó al 112 minutos antes de ser degollada

La subdelegada del Gobierno, Mª Ángeles Ortega, ha recalcado que la asesinada, tras el alboroto sufrido en la propia vivienda avisó al 112, que trasladó el aviso a la Policía Local de Arévalo para que se personara en la casa, aunque cuando llegaron, la víctima había sido degollada por su ex-pareja sentimental.

 

Desde la subdelegación de Gobierno han informado de que la víctima, M.B.M, que fue degollada por el detenido y presunto autor del crimen, tuvo tiempo de telefonear al 112 pidiendo auxilio. Se supone que al principio de la agresión o cuando estaba siendo amenazada. Las llamadas al 112 también fueron realizadas por los vecinos que oyeron gritos y dedujeron que se estaba produciendo una grave situación de violencia.

 

El 112 lo comunicó a la Policía Local  de Arévalo y también a la Guardia Civil. Los primeros en llegar fueron los policías locales, que inmediatamente también comunicaron a la Guardia Civil la existencia de una mujer tendida en el suelo y con abundante sangre, aunque los guardias llegaron al escenario del crimen casi al mismo tiempo porque antes habían sido igualmente advertidos por el 112.

 

Ortega ha señalado que la Guardia Civil ha tenido conocimiento de que la pareja había sufrido un episodio parecido meses antes, aunque no consta que la víctima hubiera presentado una denuncia sobre malos tratos.

 

Asimismo, la subdelegada del Gobierno todavía no puede confirmar que el asesinato se haya producido aprovechando el régimen de visitas que el hombre tenía para ver a sus hijas de dos y cuatro años porque Mari Ángeles Ortega "era flexible". 

 

Finalmente, según la subdelegada, los servicios sociales de la Junta de Castilla y León y la Diputación provincial se hacen cargo de las menores, así como la propia familia quien también ha pedido la custodia de las dos niñas.

 

Por otra parte, al menos hasta las 14,30 horas de este viernes el detenido aún no había pasado todavía a disposición judicial.

 

Desde Tribuna de Ávila lamentamos y condenamos este macabro suceso.

Noticias relacionadas