La producción estimada del ‘Lechal Candeleda Gredos’ se sitúa en 100.000 cabritos al año

Donaciano Dujo y Joaquín Antonio Pino, en una visita a la explotación de caprino de raza verata de Maribel Sánchez Vadillo.
La puesta en marcha de la marca de garantía ‘Lechal Candeleda Gredos’ se enmarca en el plan estratégico diseñado por ASAJA para poner en valor la labor del ganadero y mejorar su situación en la cadena de valor.
La producción estimada del ‘Lechal Candeleda Gredos’, la marca de garantía para el cabrito que impulsa la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila, se sitúa en 100.000 cabritos al año, según se desprende del Estudio Justificativo y el Reglamento de Uso, ya concluidos, que ponen de manifiesto la excelencia de un producto que se cría en una zona de producción que abarca un total de 84 municipios.
Este jueves, en el marco de los actos organizados con ganaderos y agricultores dentro de la campaña electoral a los comicios agrarios, el candidato por ASAJA de Ávila Joaquín Antonio Pino dará a conocer en Candeleda, a partir de las 20.30 horas, las principales conclusiones de ambos documentos.
Tanto el Estudio Justificativo como el Reglamento de Uso se presentarán la próxima semana en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que deberá pronunciarse en un plazo de tres meses, según explicó Pino. En este caso, al tratarse de comarcas pertenecientes a dos Comunidades Autónomas (Castilla y León y Extremadura) corresponde a la Administración Central emitir dictamen favorable o desfavorable antes de su tramitación a la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Los 84 municipios de la zona de producción abarcan las comarcas abulenses del Valle del Tiétar, Alberche-Pinares, El Barco-Piedrahíta-Gredos y la extremeña de La Vera.
La elaboración del Estudio Justificativo y el Reglamento de Uso concluyen que el sistema de cría es extensivo o semiextensivo, con una tradición avalada por los análisis organolépticos y la inclusión de razas y sus cruces, dos de ellas en peligro de extinción, verata y murciano-granadina, lo que otorga al proyecto un valor añadido en el sentido de preservar y apostar por la continuidad de estas razas.
El Reglamento de Uso asegura el mantenimiento de la producción en base a un sistema tradicional, así como que a lo largo de toda la cadena de valor los diferentes eslabones actúen conforme a unos criterios establecidos. En el caso de los restaurantes, habrá libertad culinaria para preservar la riqueza y variedad en la elaboración del producto.
En la actualidad, el número de operadores preinscritos supera los 60. Los productores situados en la zona de producción de la marca que estén interesados en formar parte de la misma, pueden preinscribirse como operadores en cualquiera de las oficinas de ASAJA.
La puesta en marcha de la marca de garantía ‘Lechal Candeleda Gredos’ se enmarca en el plan estratégico diseñado por ASAJA para poner en valor la labor del ganadero y mejorar su situación en la cadena de valor.