La Procesión de Medinaceli protagonizó la noche del Martes Santo

Ver album

El Cristo de Medinaceli hizo el recorrido a hombros de braceros por primera vez en su historia. Los siete pasos reflejaron los momentos más importantes de la Pasión de Cristo. El público respondió.

La procesión de Jesús de Medinaceli ha recorrido este Martes Santo el casco histórico de Ávila. A las 21 horas en punto salía de la Catedral la estación penitencial que desde 1948 organiza la Archicofradía de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli.

 

Los nazarenos, vistiendo túnica morada con cíngulo amarillo, capa oro viejo y capucho morado con cruces trinitarias, han acompañado a los pasos de San Pedro Llorando, Cristo de Medinaceli -que este año ha ido a hombros de braceros por primera vez en su historia-, Nazareno del Perdón, El Calvario, Virgen del Mayor Dolor, Cristo Yacente y Virgen de las Lágrimas, siete pasos que reproducen las principales escenas de la Pasión de Cristo.

 

La comitiva ha abandonado el recinto amurallado por el Arco del Peso de la Harina, bajando la calle San Segundo hasta la Plaza de Santa Teresa. Allí la procesión ha tomado el Paseo del Rastro y ha entrado de nuevo en la Muralla por el Arco de la Santa, para subir por la calle Madre de la Soledad hasta la Plaza Corral de las Campanas. Desde la calle Los Cepeda ha llegado hasta la Plaza del Rastro y Plaza Pedro Davila, cogiendo la calle Cardenal Pla y Deniel, Plaza Teniente Arévalo, Plaza José Tomé y calle Alemania para regresar a la Plaza de la Catedral.

 

El apartado musical del desfile ha corrido en esta ocasión a cargo de la Banda Juvenil del Santísimo Cristo Amarrado a la Columna 'El Amarrado' de Ávila, a la que han acompañado la Banda de Cornetas y Tambores de la Oración en el Huerto de Medina del Campo y la Banda de Cornetas y Tambores del Cristo Amarrado a la Columna de Medina del Campo.

 

El cielo mantuvo la tregua y tampoco se vió lluvia en una procesión que estuvo acompañada por gran cantidad de abulenses.