La Policía recupera 10 toneladas de polvo de platino valoradas en más de 600.000 euros

Polvo de platino

La mercancía había sido robada de un camión por los arrestados, que se hicieron pasar por guardias civiles y retuvieron a su conductor.

Agentes de la Policía Nacional han recuperado más de 40 bidones con diez toneladas de polvo de platino que fueron sustraídos, material que podría alcanzar un precio en el mercado superior a los 600.000 euros, en una operación que se ha saldado con tres detenidos que simularon ser Guardias Civiles para perpetrar el robo a un camión en la M-50.


Según explica la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, a los arrestados se les imputa presuntamente delitos de robo con violencia e intimidación y detención ilegal.

La investigación comenzó a finales del mes de octubre, cuando los agentes tuvieron conocimiento del robo de un camión en el kilómetro 26 de la carretera M-50, el cual contenía 41 bidones de polvo de catalizador valorado en más de 600.000 euros.

DETENCION ILEGAL DEL CONDUCTOR QUE FUE LIBERADO EN LEGANES

Los autores del robo, haciéndose pasar por guardias civiles, pararon el vehículo y sustrajeron el mismo a la vez que procedieron a la detención ilegal de su conductor durante varias horas, hasta que fue liberado en una estación de servicio de la localidad de Leganés.

Tras realizar numerosas gestiones y lograr recuperar el camión aunque sin la carga, todas las pesquisas apuntaban que el mismo podría haber sido trasladado a la localidad toledana de Borox y más en concreto a una finca donde pudiera estar almacenada total o parcialmente toda la mercancía robada.

En paralelo los agentes comprobaron que una persona estaba intentando vender el polvo de catalizador en pequeñas cantidades para no levantar ningún tipo de sospecha. Además, intentó vender la mercancía a un trabajador de la propia empresa objeto del robo.

Al tener conocimiento que había concretado una cita para la venta de 100 kilogramos del material, los agentes establecieron un dispositivo para proceder a su detención, lo que hicieron el pasado 20 de noviembre.

Con la pertinente autorización judicial para el registro del domicilio y una finca del arrestado, los investigadores hallaron en este último inmueble más de 40 bidones metálicos similares a los sustraídos conteniendo polvo de catalizador, así como otros dos de plástico y otros tres recipientes conteniendo la misma sustancia.

Además se intervinieron cerca de 1.650 tarjetas de telefonía de una conocida compañía, de las que se están realizando gestiones para averiguar su procedencia. El detenido fue puesto a disposición judicial que ordenó su ingreso en prisión.

PARTIDAS DE POLVO CON DESTINO A RUMANÍA

Recientemente los agentes arrestaron a otros dos individuos, uno por su implicación en la intermediación para la venta de 500 kilogramos de polvo de catalizador que podría ser destinado a la salida de España y con dirección a Rumanía y el otro como presunto autor material de la sustracción del camión con su conductor. A ambos les constan antecedentes por hechos de la misma naturaleza.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.