La Policía Nacional previene a los abulenses sobre posibles estafas

La Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía de Ávila quiere dar algunas recomendaciones a tener en cuenta para evitar ser víctimas de este tipo de hechos y otros similares, como puedan ser algunos hurtos al descuido.

Los delincuentes que se dedican a estos delitos suelen elegir como víctimas a personas mayores, lo que no es óbice para que personas de todas las edades puedan ser víctimas, y más cuando muchos de ellos se están dando en sus versiones digitales por Internet.

 

Este tipo de delitos se pueden dar en las viviendas particulares por individuos que vienen ofreciendo cosas o se hacen pasar por empleados públicos o de servicios suministradores de agua, gas, etc.:


Lo primero no les deje entrar  dentro del domicilio hasta que no se haya asegurado de que son lo que realmente dicen ser.


Pida siempre que las personas se identifiquen como empleados de esas empresas mediante carnés acreditativos.


 Llame a la empresa para comprobar que es cierto, pero rechace los números que estas personas les faciliten ya que podrían ser de un cómplice y utilice los números públicos de las compañías.
 


También se pueden dar por teléfono o por internet bien identificándose como organismos públicos, empresas privadas de servicios domiciliarios o comunicando que han ganado premios.


Tenga en cuenta que son muchas las personas que reciben notificaciones de falsos premios de lotería y si usted no ha comprado ninguna participación no puede participar en un sorteo. Los sorteos al azar o gratuitos no existen, ni en España ni en el extranjero.


No marque números telefónicos que empiecen por 905, 803, 806 …, ni llame a teléfonos de llamadas perdidas de números que no conoce, podría costarle mucho dinero o suscribirle en servicios no deseados.


No facilite datos personales o bancarios por teléfono.


No facilite por Internet las claves secretas o los números de las tarjetas bancarias cuando se las pidan en supuestos mensajes de banco. Las entidades bancarias no los piden.


Desconfía de los chollos.

 

Por último, es en la calle donde se dan los timos y descuidos de toda la vida, con ligeras modificaciones y adaptaciones a los tiempos. Básicamente estos delincuentes se aprovechan de la confianza y de los temores de la gente.


Eviten y desconfíen de aquellos que les ofrezcan la oportunidad de ganar dinero fácil. Nadie da duros a cuatro pesetas. Pueden presentarse como “tontos”, foráneos o personas que no tienen tiempo para cobrar un premio y necesitan dinero urgente.


No dejen que personas extrañas se ofrezcan a limpiarles manchas o a darles abrazos por haberles informado de algo.


No dejen que desconocidos les regalen joyas y quieran ponerselas.


Tampoco se confíen de aquellos que siendo ajenos para usted dicen que conocen a algún familiar suyo que necesita ayuda económica.


No adquieran objetos supuestamente muy valiosos que les ofrezcan por la calle a precios de ganga.

 

En caso de duda de estar ante una situación de estas llame a un familiar o avise a la Policía a través del teléfono gratuitos 091. También pueden consultar sobre estas medidas de seguridad y muchas más en la página web de la Policía Nacional: http://www.policia.es/consejos.