La Policía Nacional detuvo a 355 personas en Melilla en 2012 por falsedad documental

Durante ese periodo también arrestó a 61 personas por intentar introducir inmigrantes de manera irregular en la Península


MELILLA, 6 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha detenido en 2012 en Melilla a 355 personas por falsedad documental, según ha informado a Europa Press el portavoz de la Policía Nacional, quien ha subrayado que "se ha producido un incremento del 45% respecto a 2011 en la efectividad del trabajo de detección de falsedades".

Así ha detallado que en el año 2011 se produjeron 244 detenciones por este motivo que, en comparación con las 355 que se realizaron en 2012, supone un incremento de efectividad del 45,49%.

El portavoz policial ha explicado que la técnica de falsificación que se detecta con más frecuencia es la manipulación de pasaporte, "en la que se levanta el plástico que protege los datos biográficos y sustituye la foto del titular por la de la persona que intenta viajar ilegalmente".

Si bien se han detectado algunos casos en el aeropuerto y en otras identificaciones policiales rutinarias en la vía pública, la citada fuente ha resaltado que la gran mayoría de las detenciones por este motivo se ha producido en la Estación Marítima. "El conocimiento sobre las medidas de seguridad que tienen los pasaportes y la experiencia de los funcionarios de servicio en el Puerto han sido factores clave en el trabajo policial" ha indicado el portavoz.

TRAFICANTES DE PERSONAS

Por otra parte, ha asegurado que el mayor incremento en el porcentaje de efectividad de esta Brigada se ha producido en las detenciones por "Delitos Contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros". Así mientras que en el año 2011 se detuvo a 40 personas acusadas de intentar introducir inmigrantes de manera irregular en la Península, en el año 2012 se han producido 61 detenciones, "lo que supone un porcentaje de incremento del 52,50%".

Al igual que ha sucedido con las falsedades documentales, si bien se han detectado algunos casos en la frontera de Beni Enzar o en el aeropuerto, la mayor parte de estos 61 detenidos lo fueron en los controles que realiza la Policía en el Puerto. "Lo más habitual --ha apuntado-- es el hallazgo de un inmigrante escondido en el maletero, aunque también se han localizado personas ocultas en el salpicadero, dentro de un asiento o en huecos o dobles fondos practicados al efecto".

El portavoz de la Jefatura Superior de Policía ha manifestado que mención especial merece la labor de la U.C.R.I.F. en relación con la persecución de redes de inmigración ilegal. "Durante el año 2012 se ha procedido a la detención de un total de 10 personas, vinculadas a distintas organizaciones delincuenciales dedicadas a la trata de seres humanos", ha destacado.

En este sentido, ha citado operaciones policiales como las denominadas 'Turco' o 'Educador', en las que han conseguido evitar fraudes a la Seguridad Social que, en el momento de producirse las detenciones, ya habían ascendido a 600.000 euros. "Las organizaciones delictivas conseguían salvoconductos para personas supuestamente enfermas, procedentes de Marruecos, de modo que pudieran viajar a la Península y recibir tratamientos médicos", ha explicado.

Otros operativos policiales como 'Argel' o 'Tigre' han desmantelado por su parte redes dedicadas a introducir ciudadanos argelinos en Melilla.

B.R.I.C. DE MADRID

El portavoz de la Jefatura también ha comunicado que funcionarios procedentes de la plantilla de Madrid, pertenecientes a la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina (B.R.I.C.), prestan servicio en colaboración con los agentes adscritos a esta Jefatura Superior en el control de personas y vehículos a su paso por los Puestos Fronterizos.

De este modo, ha subrayado que una de las colaboraciones más destacadas es la que prestan los policías de la B.R.I.C. en el control de viajeros que embarcan en los ferrys que viajan a la Península. "Además de la detección de falsedades documentales e inmigrantes ilegales ocultos, también se producen aprehensiones de droga", ha especificado. A modo de ejemplo, el portavoz policial ha mencionado la detención el 1 de febrero de un joven de 19 años que portaba 1.500 gramos de hachís distribuidos en 15 pastillas, que llevaba adosadas al cuerpo con cinta aislante, cuando se dirigía a embarcar en un ferry con destino a Málaga.