La Policía Nacional alerta contra los 'secuestros virtuales': Mira cómo evitarlos

Teléfono

El llamado 'secuestro virtual' es una de las últimas modalidades delictivas de nuestro país. A través de una llamada telefónica, el interlocutor hace creer a la víctima que tiene secuestrado a un familiar o a un amigo y exige una determinada cantidad de dinero por su liberación, cuando en realidad es mentira.

La Policia Nacional ha querido alertar de este tipo de fraude, cada vez más frencuente, a través de su cuenta oficial de Twitter.

 

El 'modus operandi' de los estafadores parte siempre de la misma base. Con una frase del tipo "lo/la tenemos secuestrado", el interlocutor finge tener retenido a un familiar de la víctima pidiendo un alto pago monetario para liberarlo, que normalmente oscila entre los 2.000 y los 10.000 euros.

 

Incluso, a veces, una mujer o un hombre llorando se hace pasar por un familiar del supuesto secuestrado. Las llamadas en cuestión suelen hacerse desde un número oculto o con el prefijo 0056.

 

A continuación, piden que se mantenga al teléfono con el objetivo de que no pueda comprobar si su familiar se encuentra a salvo o no. Acto seguido, dan los datos de dónde y a quién se le debe hacer la transferencia del dinero exigido para que se haga en ese instante sin dar opción a la víctima a pensar con claridad.

 

Ante el incremento de los casos de 'secuestros virtuales' en España, la Policía Nacional pide precaución a los usuarios y ofrece una serie de consejos para evitar ser víctima de uno de ellos:

 

1. Prestar atención a las llamadas entrantes de nuestro teléfono móvil, especialmente si se trata de un número oculto o el prefijo es desconocido.

 

2. Escuchar y dejar hablar al interlocutor. Si le resulta extraño /a, cuelgue la llamada.

 

3. NUNCA facilitar datos personales, de ubicación o de contacto.

 

4. No efectuar los pagos monetarios que el extorsionador reclame.

 

5. Comprobar que el familiar o amigo supuestamente secuentrado se encuentra bien. Si no logra localizarlo, se debe llamar inmediatamente al 091.

 

6. Por último, denunciar el fraude a las autoridades y si se dispone del teléfono de la persona que hizo la llamada, incluirlo en la denuncia.