La Policía detiene en el tren a dos mujeres con medio kilo de heroína

Alijo incautado por la Policía.

Agentes de la Policía Nacional de Valladolid han detenido a dos mujeres españolas, M.R.R.R, de 52 años y F.G.J, de 31 años, como presuntas responsables de un presunto delito contra la salud pública ya que viajaban en el tren con medio kilo de heroína de gran pureza.

 

 

Los hechos se produjeron en el tren que cubre el trayecto Madrid-Gijón cuando policías nacionales de la Comisaría Provincial de Valladolid, a la altura de Venta de Baños detectaron la presencia de estas mujeres con actitud nerviosa y huidiza.

 

Además, la primera de las mujeres trató de eludir el control policial ya que se levantó precipitadamente e intentó ocultarse en el cuarto de baño del convoy, momento en el que fue interceptada por uno de los policías, quien la identificó y sometió a un registro superficial de los efectos que portaban de modo preventivo.

 

En el bolso que portaba M.R.R.R., quien tiene varios antecedentes por hechos similares, y precintado con cinta aislante se encontró un paquete en una bolsa de plástico, que contenía medio kilo de heroína de gran pureza y al preguntarle por la procedencia de la misma las mujeres manifestaron desconocer que tal sustancia estuviera en su bolso.

 

Las dos mujeres, que se dirigían a León, fueron bajadas en Palencia donde se solicitó una dotación policial a la Comisaría Provincial para su traslado a las dependencias policiales.

 

Estas detenciones se han producido como consecuencia del trabajo realizado por la Brigada Móvil de Valladolid, también conocida como "la policía del transporte" que es una unidad especializada que tiene como objetivos la prevención de los delitos, la atención al viajero y el control de la utilización de los medios de transporte por delincuencia organizada, tráfico de seres humanos, estupefacientes, vehículos, etc.