La Policía detiene a un hombre como presunto autor de varios robos en comercios en Palencia

Cuando se le detuvo iba acompañado por dos perros y acababa de robar en el bar La Isla. En el registro de su domicilio se intervinieron varias pelucas y caretas de distintos colores.

Agentes de la Comisaría Provincial de Policía detuvieron a un hombre de 40 años, español, natural de Castellón de la Plana y domiciliado en la capital palentina, como presunto autor del robo con fuerza cometido en el bar La Isla, en la calle Doctor Díaz Caneja de la capital palentina.

 

La Policía tuvo conocimiento de que un individuo con dos perros y vestido con una cazadora negra había forzado la persiana de la puerta de entrada al mencionado bar. Trasladados los agentes al lugar indicado comprobaron que allí ya no había nadie, por lo que dieron una batida por la zona y encontraron en una calle cercana a un hombre con dos perros y vestido como se les había descrito, por lo que procedieron a su identificación y su traslado a Comisaría.

 

Posteriormente, se contactó con la propietaria del bar La Isla, quien declaró que sobre las 22 horas del día anterior había dejado el establecimiento en perfectas condiciones. Los policías comprobaron además que el detenido tenía las manos sucias y llenas de grasa, con la que se debió manchar al forzar la persiana de la puerta del bar.

 

Los agentes comprobaron asimismo que el detenido tiene numerosos antecedentes policiales, concretamente 29 detenciones anteriores, un buen número de ellas en la ciudad castellonense de Villarreal.

 

Con el correspondiente mandamiento judicial y en presencia de varios testigos, los policías procedieron a hacer un registro en el domicilio del detenido, interviniéndosele (en el piso y en un trastero) distintas herramientas utilizadas en los robos, varias pelucas de distintos colores, dos caretas con peluca, un sello de imprenta con los datos de un ciudadano chino que tuvo un bazar en la calle Balmes (reconocido por su hijo), etc.

 

Por parte de la Policía se están investigando denuncias sobre distintos hechos delictivos (fundamentalmente robos con fuerza en establecimientos comerciales de Palencia) en los que muy bien pudiera estar implicado el detenido, realizados por el mismo método utilizado en el bar La Isla, tras forzar la puerta de entrada para acceder al interior de los locales y robar el dinero de las cajas registradoras y los objetos y efectos de valor que hubiera en los mismos.

 

Estos robos se han sucedido en un corto periodo de tiempo, y siempre en horas nocturnas.