La policĂ­a carga contra manifestantes contrarios a la Jornada Mundial de la Juventud

Con proclamas de 'Yo soy pecador' o 'Esa mochila la he pagado yo' decĂ­an a los jĂłvenes catĂłlicos que su manifestaciĂłn "es ilegal"

La policĂ­a cargĂł este miĂŠrcoles por la noche contra manifestantes contrarios al apoyo institucional a la visita del Papa contentrados tras finalizar la marcha en la Puerta del Sol, que habĂ­a sido desalojada de peregrinos durante la manifestaciĂłn al constatarse el inicio de tensiones.

AsĂ­, los cerca de 20.000 Ăł 30.000 manifestantes, segĂşn la organizaciĂłn, contra el apoyo institucional a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que partiĂł a las 19.30 horas de la plaza madrileĂąa de Tirso de Molina, ocuparon la Puerta del Sol una vez que la cabecera de la marcha habĂ­a dado por finalizada la protesta.

Una hora despuĂŠs de comenzar la concentraciĂłn en Sol, la policĂ­a comenzĂł a cargar desde la calle Arenal utilizando porras de goma, lo que ha provocado que muchas de las personas que permanecĂ­an en la plaza la abandonaran corriendo.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Europa Laica -organizaciĂłn convocante de la protesta-, Francisco Delgado, ha aportado esta estimaciĂłn de asistentes, al mismo tiempo que ha explicado que, a pesar de que la cabecera de la manifestaciĂłn haya colgado a las 21.30 horas la pancarta de la marcha, dando por finalizada la protesta en Tirso de Molina, tal y como estaba pactado con DelegaciĂłn del Gobierno, los asistentes se han desplazado a Sol.

Satisfecho por el "ĂŠxito" de la convocatoria, Delgado ha criticado la actuaciĂłn policial y ha asegurado que por falta de efectivos la marcha ha tenido que dividirse en grupos a lo largo del recorrido. En concreto, estos son los grupos que han protagonizado los enfrentamientos con los colectivos de jĂłvenes catĂłlicos venidos a la JMJ que se encontraban en la zona.

TensiĂłn con los peregrinos

Precisamente, la tensiĂłn comenzĂł junto a la estaciĂłn de cercanĂ­as de Sol, y la policĂ­a nacional tuvo que desalojar a los jĂłvenes que defendĂ­an la JMJ para permitir que la marcha en contra siguiera su curso, pero en lugar de avanzar, parte de la columna se dividiĂł y manifestantes continuaron insultando a los jovenes catĂłlicos, que se habĂ­an organizado en una sentada al grito de 'Benedicto, Benedicto'.

Los segundos, tras la cabecera de la marcha, se dividieron a su vez, al encontrar cientos de jĂłvenes catĂłlicos en la calle AlcalĂĄ, esquina Sevilla, lo que dificultaba el transcurso de la marcha. Mientras los jĂłvenes gritaban el nombre del Papa, los manifestantes apostillaban insultos.

La marcha, que debĂ­a girar por la calle Sevilla, se detuvo frente a la ConsejerĂ­a de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, por donde hicieron circular un vehĂ­culo que parodiaba a la jerarquĂ­a catĂłlica.

Con proclamas de 'Yo soy pecador' o 'Esa mochila la he pagado yo', diciendo a los jĂłvenes catĂłlicos que su manifestaciĂłn "es ilegal", los manifestantes dejaron el recorrido para situarse en este punto de Madrid, entre fuertes medidas de seguridad.