La plataforma ORVE permitirá a ciudadanos y empresas enviar al instante documentación administrativa

Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, se ha reunido este martes en Ávila con representantes de las entidades locales de la capital y la provincia para informarles de las ventajas de la plataforma ORVE, que permite que ciudadanos y empresas puedan usar cualquier registro público para enviar documentos dirigidos a cualquier Administración.

La consejera ha animado a los municipios a incorporarse gratuitamente al sistema puesto que su utilización evita que la población tenga que desplazarse para hacer trámites, agiliza la gestión –los escritos llegan en segundos frente al método de intercambio habitual, que requiere más de quince días– y además genera importantes ahorros.

 

El Gobierno autonómico ha dado un gran paso en la Administración 'sin papeles' con su adhesión a la Oficina de Registro Virtual de Entidades (ORVE) del Estado, una potente aplicación capaz de integrar electrónicamente los registros públicos del Gobierno de España, la Junta, las nueve diputaciones provinciales y los entes locales de Castilla y León. Su importancia radica en que abre la posibilidad de que cualquiera de ellos se pueda utilizar para remitir documentación a las cuatro administraciones mencionadas, con total garantía de que llega a su destino dado que se encuentran conectados en red.

 

El funcionamiento de la herramienta es muy sencillo: el escrito que entrega el usuario se escanea y la copia electrónica resultante se envía telemáticamente, en ese mismo momento, a la institución que corresponda. Se trata de un proceso con plena validez jurídica porque cuenta con la seguridad que aporta la firma digital, y además permite devolver los documentos originales a la persona que los registra.

 

Los beneficios que conlleva el uso de esta tecnología, por tanto, son múltiples. El principal es que evita que los castellanos y leoneses tengan que acudir obligatoriamente a las dependencias de la Administración con la que quieren relacionarse. Con ORVE esto deja de ser preciso, porque pueden efectuar el mismo trámite en la ventanilla pública más cercana, aunque pertenezca a otra institución.

 

A esto hay que sumar la rapidez: en lugar de tardar varios días, la comunicación llega de inmediato al organismo receptor, sea cual sea su localización geográfica o nivel administrativo. Por otra parte, se puede consultar el estado y localización de un envío al instante. Todo ello favorece directamente a los ciudadanos, tanto por el ahorro de tiempo y dinero que implica, como por la agilización de los plazos y la calidad de la información que aporta.

 

La implantación de la Oficina Virtual de Registro también tiene relevantes ventajas para la Administración. La primera es que el Gobierno, la Junta y las entidades provinciales y locales pueden usar la aplicación para comunicarse entre sí, lo que trae aparejada la unificación de los procedimientos y una gran celeridad. Junto a esto, implica eliminar el papel de las oficinas –y con ello la necesidad de custodiar y almacenar un volumen elevado de documentos–, además de minimizar los costes de mensajería y transporte.