La Plataforma de Usuarios de La Sepulvedana exige a la Junta la inclusión de Ávila y Segovia en las zonas E1 y E2 del Consorcio Regional de Transportes de Madrid

Mapa zonas tarifarias CRTM

Los usuarios solicitan que el servicio se equipare al que reciben los usuarios de las provincias de Cuenca, Guadalajara y Toledo por las ventajas que supone.

El pasado 17 de julio los usuarios segovianos y abulenses tuvieron conocimiento a través de un comunicado de la empresa de transportes La Sepulvedana de que el Convenio entre la Junta de Castilla y León y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) quedaba suspendido, "hecho provocado por el impago de la Junta de Castilla y León".

 

Llegados a esta "situación insostenible", en la que 2miles de segovianos y abulenses han sido menospreciados por parte de su Gobierno autonómico", desde la Plataforma de Usuarios de La Sepulvedana exigen a la Junta de Castilla y León -responsable del establecimiento de un acuerdo con el Consorcio de transportes madrileño- la firma de un nuevo Convenio que se equipare al que tiene establecido la Comunidad de Castilla-La Mancha con el CRTM. De esta manera, las provincias de Segovia y Ávila quedarían insertadas en las zonas E1 y E2 del CRTM, creadas en el año 2000 con el objetivo de insertar dentro del Consorcio madrileño, con dos zonas de abono propias, a las regiones limítrofes de la Comunidad de Madrid (en este caso las provincias de Guadalajara, Cuenca y Toledo), y en cuya misma condición puede quedar sin problemas insertada Castilla y León.

 

La inclusión de las provincias de Segovia y Ávila en las zonas E1 y E2 del Consorcio madrileño, a semejanza de la situación de la que gozan los guadalajareños, toledanos y conquenses, "supondría para los usuarios segovianos y abulenses incontables ventajas. En primer lugar, los abonos transporte mensuales pasarían a ser un derecho y no un servicio voluntario prestado por la empresa La Sepulvedana, servicio cuya existencia peligra tras la reciente ruptura del Convenio. En segundo lugar, y mucho más importante aún, los precios de dichos abonos (en este caso los relativos a las zonas E1 y E2) son establecidos y regulados por el CRTM, es decir, por un organismo público dependiente de la Comunidad de Madrid, y no por una empresa de transportes privada. Ello provocaría, en dos breves ejemplos calculados con los precios de julio de 2014, el ahorro de 118,02 euros mensuales a los usuarios de Segovia capital que utilicen el abono tipo “normal”, y de 68 euros mensuales a los usuarios del abono tipo “joven”. En cuanto a los usuarios de San Rafael, el ahorro mensual sería de 58,74 euros en los abonos tipo “normal”, y de 19,51 euros mensuales a los usuarios tipo “joven”. A estos ejemplos habría que añadir los del resto de localidades segovianas y abulenses y a los usuarios de los abonos tipo “familia numerosa”. En tercer lugar, los usuarios tendrían el derecho de viajar cuantas veces quisieran en el mismo día, sin restringir la utilización del abono en un mismo día a una sola ida y vuelta del origen-destino. En cuarto lugar, es de suponer que la integración de las zonas E1 y E2 del CRTM supondría el aumento de la frecuencia del servicio de autobuses. En quinto lugar, habría que añadir la posibilidad de adquirir los siguientes quince tipos de abonos que sí oferta el Consorcio madrileño y que no se ofrecen a los castellanoleoneses, los cuales supondrían un ahorro al usuario mucho mayor que el anteriormente especificado: abonos tipo “anual normal”; “anual joven”; “anual tercera edad”; “tercera edad normal”; “tercera edad familia numerosa general”; “tercera edad familia numerosa especial”; “discapacidad ≥ 65% normal”; “discapacidad ≥ 65% joven”; “discapacidad ≥ 65% tercera edad”; “familias numeras general + discapacidad ≥ 65% normal”; “familias numeras general + discapacidad ≥ 65% joven”; “familias numeras general + discapacidad ≥ 65% tercera edad”; “familias numerosas especial + discapacidad ≥ 65% normal”; “familias numerosas especial + discapacidad ≥ 65% joven” y “familias numerosas especial + discapacidad ≥ 65% tercera edad”.

 

De esta manera, desde la Plataforma de Usuarios de La Sepulvedana demandan a la Junta de Castilla y León "que haga honor a sus propias declaraciones sobre su buena condición económica mediante la realización de lo que aquí pedimos, destinando así los recursos públicos al propio ciudadano en un aspecto tan clave como es el trasporte público que une Segovia y Ávila con Madrid. Además, de esta manera, un grave problema de nuestra región como es la despoblación se vería en gran parte paliado al potenciar la conexión por transporte público con las regiones colindantes. En definitiva, la integración de Segovia y Ávila en el sistema tarifario del CRTM (abonos E1 y E2), algo que miles de usuarios castellano-manchegos llevan realizando con éxito desde hace años, incentivaría la permanencia de los residentes castellanoleoneses en sus provincias, potenciaría la atracción de nuevos habitantes, y supondría un gran paso adelante para los usuarios del transporte público en Castilla y León".