La Plataforma de Afectados por la Hipoteca exige al Ayuntamiento de Ávila que declare la ciudad Libre de Desahucios

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ávila mantiene este martes una reunión con todos los grupos políticos del Ayuntamiento para exigir al Consistorio que se posicione claramente a favor de los afectados e intervenga de forma activa en la situación de los desahucios

La PAH manifiesta que el Ayuntamiento de Ávila debe apoyar y regular la dación en pago y alquiler social de vivienda habitual y única en los supuestos de insolvencia e imposibilidad de hacer frente al pago de la  hipoteca como consecuencia de la situación económica actual: precariedad laboral y desempleo generalizado.

 

Por todo ello exigen medidas concretas como la urgente cesión de un local para celebrar las asambleas de la PAH Ávila de forma quincenal, petición que ya les fue denegada, o que el Ayuntamiento de Ávila exija a las entidades bancarias con las que mantiene operaciones financieras la paralización del inicio de ejecuciones hipotecarias, así como la de todos los procesos de ejecución hipotecaria abiertos en Ávila. En tanto que dichas entidades estén desahuciando a vecinos de esta ciudad, exigen la retirada de fondos y el cese inmediato de todas las operaciones con las entidades que no cumplan lo anterior.

 

La PAH reivindica también que el Ayuntamiento de Ávila exija responsabilidades y señale "a todos los causantes y cómplices de las estafas inmobiliarias", especificamente en el caso Bankia así como que desarrolle iniciativas para lograr una moratoria de hasta 5 años sin intereses para los deudores hipotecarios que lo deseen.

 

La plataforme exige también que el Ayuntamiento de Ávila realice una política a favor de la quita o reducción de la deuda hipotecaria de los particulares que habiendo o no perdido su primera y única vivienda se sobreendeudaron para la compra de la misma como consecuencia del alza artificial de los precios inmobiliarios.

 

Solicitan además que el Consistorio exima a las familias con pocos recursos el pago de los recibos de la luz, el agua y el gas. Consideran que el Ayuntamiento y sus grupos políticos deben mediar para lograr que las empresas de suministros dejen exentos del pago a estas familias, "ya que existe una emergencia habitacional en nuestra región y muchos ciudadanos desatienden sus comidas o medicaciones para hacer frente a los gastos básicos de la vivienda y más cuando a estos gastos hay que sumarles la cuota hipotecaria".


Piden también que el Ayuntamiento de Ávila facilite la Justicia Gratuita en todos los procesos de ejecución hipotecaria en los que esté en juego la vivienda habitual y única de los vecinos abulenses, independientemente de su valor y que el Consistorio proporcione de manera gratuita asistencia social y psicológica a las familias en procesos de ejecución hipotecaria.

 

De igual manera exigen que el Ayuntamiento de Ávila modifique el artículo 2.2/c de las normas reguladoras de la concesión de ayudas para el pago del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana que en la actualidad dice que "el precio de adquisición de la vivienda no puede haber excedido de la cantidad de 180.000 euros”.

 

Dentro de estas peticiones está también que el Ayuntamiento de Ávila no permitirá ninguna sanción administrativa ni penal por luchar contra los desahucios y el derecho a la vivienda. Asímismo, piden al Ayuntamiento que no participe en los desahucios de esta ciudad (policía local, policía nacional, guardia civil, bomberos, protección civil, ni ningún otro trabajador de este ayuntamiento) que afecten a viviendas habituales y permanentes y que se posicione en contra del Anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, previsto por el actual gobierno para el verano de 2014.

 

Piden además que el Consistorio ceda terrenos de labor para la creación de huertos sociales para familias sin recursos, para autoabastecimiento.

 

En resumen, las reivindicaciones de la PAH van dirigidas a que el Ayuntamiento de Ávila declare a esta ciudad Libre de Deshaucios, declaración que implica una serie de medidas concretas, además de las expuestas, para llevar a cabo la función de acompañamiento y apoyo a todas las personas que cada día sufren bajo la amenaza de desahucio o ya han sido desahuciadas.

 

Así, piden la creación de una Oficina Municipal de Alquiler y de Intermediación Hipotecaria para paliar la situación de desequilibrio entre los deudores y las entidades bancarias "que ejercen una presión demoledora", y se aprobará un programa de asistencia psicológica a las víctimas de desahucio.


La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ávila se compromete, en contrapartida, a colaborar en todo lo que se necesite y se le solicite para desarrollar este plan.