La Plataforma contra los Desahucios organiza su primera asamblea en Ávila

La primera Asamblea de Afectados por los Desahucios se ha reunido a la 11 de la mañana en la Biblioteca Pública de Ávila, para después de la misma ir a El Grande a concentrarse para reclamar que sus peticiones sean escuchadas. En la concentración han participado un centenar de personas, a la que se han sumado también algunos curiosos

Un centenar de personas se concentraba en El Grande para leer un manifiesto “Por el derecho a la vivienda” y pedir que sean escuchadas sus peticiones por los bancos y por el Gobierno. Además, se han recogido, según los convocantes, un millón y medio de firmas en toda España a favor de la dación en pago y otras reivindicaciones solicitadas por los afectados por los desahucios.

 

Carlos Eduardo Villa, portavoz de la Plataforma y afectado, afirma que “nos encontramos en estos momentos en Asamblea permanente y vamos a realizar presión a los bancos para que tengan en cuenta la dación en pago y se paren los desahucios. Pediremos que sea cancelada la Ley de Impuestos sobre el valor del terreno”, que después de perder la casa tienen que pagar ellos.

 

Añadió que oficialmente este es el primer mes que no han pagado la hipoteca y durante la semana que viene “entre 7 ó 8 familias presentarán en sus bancos escritos solicitando la dación en pago”. Desde otros pueblos de la provincia saben de varias personas que lo solicitaran en sus bancos. Además, se presentará en el Pleno del Ayuntamiento una moción sobre los desahucios.

 

Manifiesto

 

Los afectados denuncian que desde la administración no se están poniendo soluciones a sus problemas, afirmando que “son víctimas de un fraude hipotecario generalizado y con cláusulas contractuales abusivas”. Aunque reconocen tener parte de responsabilidad “ya que firmamos un contrato que a día de hoy no podemos mantener”.

 

Para ello proponen una serie de soluciones que son “justas, posibles y que ya se están aplicando en otros países:

  1. Parar los desahucios garantizando que ninguna persona se quede en situación de desamparo habitacional.
  2. Garantizar a los afectados el acceso a un justicia gratuita de calidad para poder defenderse en los proceso de ejecución.
  3. Regular la dación en pago, de manera que si el banco ejecuta la hipoteca y se queda la vivienda, la deuda queda liquidada sin pagar ningún tipo de impuesto.
  4. Convertir el parque de viviendas hipotecas de primera residencia en parque público de alquiler social.
  5. Realización de una auditoría sobre el funcionamiento del mercado hipotecario.
  6. Establecer los mecanismos, las reformas y las políticas necesarias para que el acceso a la vivienda no vuelva a ser jamás un negocio para unos pocos y una esclavitud para las familias trabajadoras.