La parroquia de San Juan Bautista de Hoyocasero ya tiene nuevo retablo

Foto: Castela

El pasado día 14 de Septiembre, fiesta de Exaltación de la Santa Cruz, se inauguró y bendijo el nuevo retablo mayor de la parroquia de San Juan Bautista de Hoyocasero. Para tal ocasión se reunieron por primera vez en el templo parroquial las imágenes de sus dos Patronos: el Santísimo Cristo de los Santos y la Virgen de las  Angustias, cuyas fiestas se estaban celebrando en esos días.

De esta forma, culmina un periodo de reformas, acondicionamiento y mejoras en el templo parroquial promovido por su párroco Juan Manuel Manjón Díaz.

 

La idea de realizar un Retablo de nueva factura partió del hecho de que la cabecera de la iglesia carecía de tal elemento ornamental y solamente una imagen monumental de Cristo Crucificado se hallaba colgado del muro desnudo. El párroco pensó en dar un marco digno a tal escultura. Transcurridos dos años desde los primeros diseños hasta su reciente inauguración, la empresa abulense Castela Conservación y Restauración S.L. ha podido culminar la obra que rezuma monumentalidad y serenidad en su conjunto.

    
El trabajo ha sido costeado por el esfuerzo conjunto de los fieles de la Parroquia y por las dos Cofradías más importantes del pueblo: la de la Virgen de las Angustias y la del Cristo de los Santos. Las técnicas utilizadas han sido las tradicionales: talla y moldurado en madera, policromado al temple, dorado al agua y estofado.

 

La sensibilidad del pueblo y de su párroco de encargar una obra artística fuera de las hechas en serie o de producción industrial ha permitido que el pueblo de Hoyocasero tenga una pieza única y exclusiva, donde aparecen reflejados elementos de la botánica endémica de la zona, tan rica y variada dentro de la comarca de Gredos. Junto a estos detalles, el programa iconográfico, colorimétrico y textual que aparece sobre el retablo ha sido fruto de una profunda y constante reflexión entre el Párroco y la empresa.

 

Así, se han querido plasmar en la obra las palabras del prefacio octavo de los domingos del tiempo ordinario: “porque has querido reunir de nuevo por la sangre de tu hijo y la fuerza del Espíritu a los hijos dispersos por el pecado; de este modo tu Iglesia unificada por virtud y a imagen de la Trinidad, aparece ante el mundo como cuerpo de Cristo y templo del Espíritu, para alabanza de tu infinita sabiduría”.

 

Las directoras de la empresa Castela, junto a su Titulación oficial como Restauradoras de Bienes Culturales, son Licenciadas en Bellas Artes, con lo que aunando ambos conocimientos han podido llevar cabo un trabajo tan especial como poco habitual en estos tiempos actuales.