La paralización del AVE en Cataluña responde a una rotura intencionada de la fibra óptica en la línea

La paralización del servicio de trenes AVE en Cataluña responde a una rotura en la red de fibra óptica de la línea en Barcelona que todos los indicios apuntan a que habría sido intencionada.

La interrupción del servicio no responde así a un robo de cobre, según informaron a Europa Press en fuentes del Ministerio de Fomento.

 

Las mismas fuentes indicaron que Adif, administrador de la infraestructura ferroviaria, trabaja ya para, en primer lugar, reparar la rotura y restablecer el servicio y, posteriormente, para determinar la causa exacta de la misma.

 

Por el momento se desconoce si la rotura es fruto de un intento de robo frustrado de fibra óptica o si correspondería a un sabotaje.

 

Un total de 29 trenes se han visto afectados hasta las 9.45 horas de este jueves por el intento de robo de cable de fibra óptica que ha obligado a detener la circulación del AVE en Catalunya, según fuentes del administrador de infraestructuras (Adif) consultadas por Europa Press.

 

Adif ha explicado a Europa Press que trabaja para restablecer la operatividad de las vías y confía en que una de ellas vuelva a estar operativa sobre las 11.00 horas.