La PAH de Ávila se concentra en solidaridad por la mujer fallecida esta semana en Zaragoza antes de sufrir un desahucio

Concentración de la PAH frente a la sede central de Bankia en Ávila, en el Mercado Grande.

Los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Ávila han querido recordar a "esta víctima del genocidio finaciero que se está produciendo", según califican, y de "todas las víctimas ya ausentes", y han recordado que con los desahucios "hay vidas en juego" y han clamado justicia, porque aseguran que "no son suicidios, son asesinatos".

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Ávila se ha concentrado a las 12,00 horas de este domingo 8 de febrero en el Mercado Grande para mostrar su solidaridad con Esther, una mujer de 43 años de edad que se quitó la vida el pasado jueves 5 de febrero en su domicilio de la calle Cereros de Zaragoza cuando esperaba ser desahuciada de su vivienda de alquiler, además de "todas las víctimas ya ausentes", han señalado.

 

Según han destacado en la movilización, "la familia de Esther era inquilina de la vivienda desde hace más de 30 años y sus problemas económicos provocaron el impago de rentas que precipitó el desahucio".

 

Por ello, han señalado, "cuando decimos que hay vidas en juego no se trata de un eslogan publicitario", ya que, han añadido, "los desalojos forzosos de las viviendas habituales someten a las personas y familias a una presión difícil de explicar para quien no se ha enfrentado a ellas".

 

Finalmente, han concluido, "no son suicidios, son asesinatos", y, han destacado "esperamos que la ley haga justicia contra este genocidio financiero, y mostramos nuestro más sentido pésame a la familia de Esther, y a los comPAHs de Zaragoza", agregando para terminar su eslogan: "Ni un asesinato más. Juicio y castigo".