La PAC 'ayudará' a los agricultores activos de la región con 7.500 millones de euros

6.500 millones corresponden a los pagos directos del primer pilar y el resto, 969, al desarrollo rural.

El sector agrario de Castilla y León podrá recibir en el nuevo periodo 2014-2020 cerca de 7.500 millones de euros de fondos europeos, de los cuales cerca de 6.500 corresponderán a las ayudas directas del primer pilar y el resto 969 millones de euros a las ayudas de desarrollo rural.

 

La campaña actual de la PAC, la del 2014, es una campaña de transición hacia el nuevo modelo de pagos pero tiene una enorme transcendencia para la determinación de los importes de los nuevos derechos de pago base que se asignen a los agricultores activos en el año 2015, ya que los importes que se perciban en este año en concepto de pago único se utilizarán como referencia.

 

Además, este año se considerará como referencia para la determinación del nuevo requisito que deberán cumplir los agricultores para poder ser beneficiarios de los futuros pagos directos, que es la condición de agricultor activo, para lo cual se deberá acreditar que al menos el 20 % de los ingresos agrarios en 2014 (incluidas las ayudas directas), proceden de la venta de los productos obtenidos en la explotación.

 

En lo que se refiere a la campaña de tramitación de las solitudes y teniendo en cuenta que el plazo de presentación finaliza el día 15 de mayo, hasta la fecha se han registrado cerca de 70.000 solicitudes (75 %). En los días que restan se completarán la presentación de las que restan hasta alcanzar las 94.000 solicitudes de campañas anteriores.