La operación 'Caballo de Troya' se salda con 440.000 euros intervenidos y bloqueados más de 400 inmuebles

La investigación ha destapado un entramado que adquiría empresas con problemas económicos a precio bajo para descapitalizar sus activos Un total de 15 detenidos y 17 registros en Valencia, Madrid, Ponferrada (León) y Coirós (La Coruña)
La investigación ha destapado un entramado que adquiría empresas con problemas económicos a precio bajo para descapitalizar sus activos

Un total de 15 detenidos y 17 registros en Valencia, Madrid, Ponferrada (León) y Coirós (La Coruña)

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria, en el marco de la operación 'Caballo de Troya', dirigida por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela, han intervenido 440.000 euros y bloqueado más de 400 inmuebles y 80 vehículos relacionados con los investigados.

Según explica la Policía Nacional, los agentes han desmantelado una organización supuestamente dedicada al alzamiento de bienes, las insolvencias punibles y el blanqueo de capitales. El entramado adquiría empresas con problemas económicos a precios muy bajos para posteriormente descapitalizar sus activos y evitar así que pudieran ser empleados para pagar a sus acreedores.

Tenían su sede en Valencia, aunque operaban a través de numerosos registros mercantiles en diferentes puntos de España, según señala la Policía, que recuerda que han sido detenidas 15 detenidos y se han practicado 17 registros en Valencia, Madrid, Ponferrada (León) y Coirós (La Coruña).

La detección por parte de los agentes de la venta de un hotel de lujo en Santiago de Compostela "por el simbólico precio de dos euros" fue la alerta para centrar sus investigaciones en las actividades de un grupo de individuos organizados, jerarquizados y estable desde hace años, que se dedicaba a la compra de empresas con importantes problemas económicos.

Adquirían las mercantiles sin realizar desembolso o contraprestación alguna o siendo ésta mínima, aparentemente con el objetivo de establecer un plan de viabilidad que permitiera reconducir su situación financiera.

CONCURSO DE ACREEDORES

Tras adquirir dichas empresas, sus nuevos propietarios solicitaban el concurso de acreedores, comprobándose que los nuevos administradores, en connivencia con los antiguos, adoptaban decisiones tendentes a evitar la responsabilidad económica mediante la descapitalización de activos de la empresa.

De este modo evitaban que los mismos pudieran ser utilizados para satisfacer las deudas contraídas con los acreedores, según señala la Policía Nacional.

La organización desmantelada tenía su núcleo principal en Valencia, aunque operaba a través de numerosos registros mercantiles de diferentes partes del país. Sus actividades tenían como objetivo último la obtención de elevados beneficios económicos.

Su principal responsable, en prisión en estos momentos por hechos semejantes, manejaba la información e impartía instrucciones, figurando como administrador, apoderado o socio de numerosas sociedades mercantiles que conforman el entramado empresarial de esta organización.

ARRESTOS

La operación se ha saldado con quince detenciones: una en la localidad de Coirós (La Coruña), dos en Ponferrada (León), siete en Madrid y cinco en la provincia de Valencia. Entre los detenidos hay dos hijos del empresario de origen gallego afincado en León José Martínez Núñez, quien vendió a Ángel de Cabo negocios como la constructora Teconsa o los hoteles de la cadena Gran Hotel ubicados en Lugo, Santiago y Orense, y otro hijo de José María Cuevas, quienes quedaron en libertad tras pasar a disposición judicial pero imputados por falsedad documental, insolvencia punible y delito fiscal.

Además, se han realizado 17 registros en los lugares en los que se han practicado los arrestos en los que se han intervenido 440.000 euros --en efectivo, pagarés y cheques--, gran cantidad de documentación, un revolver con munición y varios ordenadores. Además han sido bloqueados más de 400 bienes inmuebles y 80 vehículos.

La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela, ha sido realizada por agentes de la Udyco de la Jefatura Superior de Policía de Galicia junto con agentes de Vigilancia Aduanera de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en la Comunidad gallega.

Estos han contado con el apoyo de investigadores de la UDEF de la Comisaría General de Policía Judicial, de la Jefatura Superior de Policía de Valencia y de la Comisaría de Ponferrada, así como de las unidades operativas de Vigilancia Aduanera de Madrid, Valencia y León.