La ONCE empleó en Castilla y León en 2014 a más de un millar de personas

En España el número de nuevos contratos supero los 10.000, de los cuales el 90 por ciento son para personas con discapacidad. Las ventas por juego superaron en 2014 los 63 millones de euros en la región.

La ONCE y su Fundación crearon en 2014 en Castilla y León 1.099 empleos, de los cuales el 90 por ciento fueron para personas con discapacidad. Así lo ha explicado el delegado territorial de la ONCE en la región, Ismael Pérez, quien ha presentado el balance económico y social de la organización. En España el número de empleos nuevos fue de 10.200, lo que significa que cada día se crearon 28 nuevos empleos.

 

Ismael Pérez ha destacado que de cada 271 personas que trabajan en España, una de ellas lo hace para la ONCE, que suma entre todos sus trabajadores un total de 66.758 nóminas, 2.688 en Castilla y León. El responsable de la organización en la Comunidad ha destacado que en este 2014 se ha mantenido “la calidad y la estabilidad del empleo”.

 

El pasado año se firmaron 642 contratos indefinidos para vendedores de la ONCE, para situar el porcentaje de empleo estable muy cercano al 80 por ciento. En nuestra Comunidad, fueron 103 los contratos nuevos y una veintena se convirtieron en indefinidos.

 

La fuente principal de financiación sigue siendo el juego, a pesar de que en los últimos tres años ha caído un diez por ciento arrastrado por la crisis, el juego on line, el juego ilegal en la calle y el mantenimiento del impuesto del 20 por ciento a los premios de loterías públicas. En la región, las ventas en 2014 superaron los 63 millones de euros, un 3,2 por ciento menos que el ejercicio anterior.

 

No obstante, Ismael Pérez dice que aunque el Cupón tradicional está cayendo en torno “a un dos o tres por ciento al año”, funcionan bastante bien los sorteos extraordinarios, como el de Navidad o los del Día del Padre y la Madre, así como los juegos activos y la lotería instantánea, con un crecimiento del 17 y el 14 por ciento, respectivamente.

 

INVERSIÓN DE 160 MILLONES DE EUROS

 

Y para cerrar el círculo, como dice Ismael Pérez, “lo que se recauda, se gasta”. ONCE y su Fundación invirtieron en 2014 un total de 158,6 millones de las ventas (4,2 millones en Castilla y León) lo que supone un 7 por ciento de las ventas. De cada euro vendido en juego, el 50 por ciento se destina a pagar premios; un 32% para los salarios de los vendedores; un 2% se destina a la producción y a los gastos derivados del juego; un 5% a los centros estatales; mientras que el 7 por ciento sería para servicios sociales y el 3 por ciento restante llega a la Fundación de la ONCE para formación y empleo.

 

Así por ejemplo, en 2014 la Fundación ONCE tramitó más de 1.800 ayudas destinadas para proyectos de accesibilidad, formación, investigación y empleo por más de 60 millones de euros. En la Comunidad de Castilla y León estás ayudas llegaron a los 84 proyectos con una importe global de 838.000 euros.

 

Por último, el delegado territorial de ONCE ha querido dar relevancia a la unificación de todas sus empresas sociales bajo la denominación de ILUNION, que surgió en 2014 gracias al esfuerzo de la organización y de su propia fundación. Así cerró el ejercicio con 30.696 trabajadores, con presencia en todas las comunidades autónomas con casi medio millar de centros y con una facturación de 746 millones de euros. Los datos regionales también son positivos: 1.348 trabajadores, 47 centros de trabajo y una facturación de 118 millones de euros.