La ola de calor de 2003 fue el desastre natural más mortal de 1970 a 2012 en España

La ola de calor que tuvo lugar durante 2003 en España constituye el desastre natural que más víctimas mortales ha provocado de 1970 a 2012, según el 'Atlas de la mortalidad y las pérdidas económicas provocadas por fenómenos meteorológicos, climáticos e hidrológicos extremos'

El informe, que será presentado el 14 de julio en la reunión del Comité Preparatorio de la Tercera Conferencia Mundial de la ONU sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, ha sido elaborado por la OMM junto con el Centro de Investigación de la Epidemiología de los Desastres (CRED, según sus siglas en inglés) de la Universidad Católica de Lovaina (UCL) de Bélgica.

 

El Atlas de la OMM atribuye un total de 15.090 víctimas mortales a las temperaturas extremas que se produjeron en España durante el verano de 2003. En cuanto a pérdidas económicas, los desastre más caros fueron las inundaciones de 1983, con pérdidas cifradas en 8.999 millones de dólares y la sequía de 1992, con 7.389 millones de dólares. En la escala de desastres más caros en Europa de 1970 a 2012, ambas ocupan el quinto y séptimo puesto, respectivamente.

 

A nivel mundial, el Atlas cifra en un total de 8.835 los desastres producidos durante el mismo período y asegura que "la tendencia es claramente creciente". Se trata de fenómenos extremos como sequías, temperaturas extremas, crecidas, inundaciones, ciclones tropicales y epidemias sanitarias asociadas que se cobraron durante ese período 1,94 millones de víctimas mortales y pérdidas económicas de 2.400 billones de dólares.

 

La OMM explica que los fenómenos más devastadores fueron las tormentas y crecidas, con un 55 por ciento de las muertes y un 86 por ciento de las pérdidas económicas. Por su parte, las sequías se cobraron un 35 por ciento de las víctimas mortales, una mortalidad que se concentra en las sequías africanas de 1975 y 1983-1984.

 

 Además, los peores desastres en cuanto a víctimas mortales se concentraron en los países menos adelantados mientras que las pérdidas económicas fueron peores en los países más desarrollados, según el Atlas.

 

En este sentido, el desastre de mayor mortalidad fue la sequía en Etiopía de 1983, que causó 300.000 víctimas portales. En cambio, el Atlas señala al huracán Katrina en EEUU como el desastre más caro, con pérdidas económicas por valor de 146.890 millones de dólares.

 

Por continentes, el Atlas sitúa la mayor parte de víctimas mortales entre 1970 y 2012 en Asia, con 2.681 desastres y 915.389 víctimas mortales y en África,con 1.319 desastres y 698.380 víctimas. Por su parte, Europa registró un total de 149.959 víctimas mortales, frente a las 71.246 de América del Norte, Central y Caribe, las 54.995 de América del Sur o las 54.684 del Suroeste del Pacífico.