La oferta turística rural de Ávila, la segunda más importante de España

Casa rural.

Según el Instituto Nacional de Estadísitca, el pasado año se alojaron 116.568 viajeros en establecimientos abulenses de turismo rural, efectuando un total de 291.353 pernoctaciones. Esto supuso un incremento anual del 12,9% respecto al conjunto de España y del 4,6% sobre Castilla y León.

Los datos de 2015 que la Subdelegación del Gobierno da a conocer a través del Instituto Nacional de Estadística (INE), revelan que la provincia tiene en este tipo de turismo la segunda oferta más importante de España, con una media de 772 establecimientos abiertos durante el pasado año que cuentan con 5.818 plazas, dando trabajo a 1.103 personas. Únicamente Asturias supera las cifras de esta oferta.

 

El INE señala también que existe todavía un gran mercado por explorar en este sector, dado que la media de estancia de esos 116.568 viajeros que ocuparon plazas en las casas rurales de Ávila  fue de 2,5 días por persona.  En lo que se refiere a los turistas extranjeros, esa media resultó de 2,8 sobre el total de clientes. Sin embargo, en el conjunto de España, los visitantes foráneos que eligieron el alojamiento rural llegaron al 16,7%. En el informe del INE se apunta que el potencial de las casas rurales de Ávila podría obtener aún mejores resultados, como indica el hecho de que en 2014 se situó en la quinta posición por el número de pernoctaciones, mientras que en 2015 retrocedió al octavo lugar de esa lista (Asturias, Gerona, Cantabria, Málaga Cáceres, Barcelona y Tenerife la aventajaron a la hora de sumar pernoctas rurales).

 

No obstante, Ávila continúa siendo la primera provincia de turismo rural de Castilla y León, que es la región de España preferida para esta modalidad.

 

Para el otro tipo de alojamiento, el de los hoteles, el año pasado fue de máximo auge en cuanto a la ocupación, debido a las celebraciones del quinto centenario del nacimiento de Teresa de Jesús y a una adecuada planificación de sus plazas disponibles. En 2015, las pernoctaciones en este tipo de establecimientos crecieron en Ávila capital por encima del 31% y más de 25% en la provincia.