La OCDE alerta de la desigualdad laboral entre géneros provocada por las medidas de austeridad en España

Trabajadoras De Conservas
España es el país de la OCDE donde más se redujo la brecha entre hombres y mujeres de 1980 a 2010


MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Las medidas de austeridad puestas en marcha en España pueden "resultar desiguales" en términos de impacto de género, según las conclusiones del capítulo dedicado a España del informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre las diferencias entre hombres y mujeres, en el que se hace un llamamiento a garantizar que los recortes presupuestarios "no socaven el progreso hacia la igualdad de género en el empleo".

El estudio constata que la mayor cualificación de las mujeres en España ha contribuido a disminuir la brecha de género en el empleo entre 1980 y 2010, lo que sitúa a España como el país de la OCDE donde más se redujo la brecha en la desigualdad entre sexos en este periodo.

Así, entre otros avances, señala que, entre 2007 y 2011, la brecha se redujo del 20 por ciento al 13,5 por ciento, debido al incremento de la participación laboral de las mujeres. Por otro lado, mientras que la tasa de empleo masculina pasó del 74,6 por ciento en 2008 al 64,1 por ciento en 2011, el descenso fue menor en el caso de las mujeres, al pasar del 55,7 por ciento al 52,8 por ciento en el mismo periodo.

En el caso de las mujeres en altos puestos, la proporción de féminas entre los altos directivos era del 34 por ciento en 2010 en España. Por otro lado, la proporción de mujeres autónomas con empleados es del 3,5 por ciento en España, la tercera más alta de la OCDE. No obstante, las mujeres trabajadoras por cuenta propia ganan un 36 por ciento menos que los hombres de media, según el documento.

Por todo ello, la OCDE advierte de las consecuencias de las medidas de austeridad y señala que, en el caso de los recortes en los presupuestos públicos, se han traducido en una congelación del empleo público y en una reducción temporal de salarios para los funcionarios, sobre todo entre las mujeres, que representan un 60 por ciento del total en los países de la OCDE.

El estudio también hace alusión a los recortes producidos en las prestaciones familiares para el cuidado de personas dependientes, en un sector en el que los cuidadores tienden a ser mujeres. Además, las féminas españolas tienden a emplear 100 minutos más diarios que los hombres en el trabajo no remunerado por lo que, tanto la reducción de las ayudas como la falta de oportunidades de empleo, pueden aumentar el trabajo no remunerado de las mujeres, "a menos que los hombres españoles aumenten su parte", según la OCDE.

AUMENTA LA BRECHA SALARIAL ENTRE FAMILIAS CON HIJOS

En líneas generales, el informe asegura que la falta de apoyo a la maternidad perjudica las perspectivas profesionales de las mujeres, a pesar de los avances en educación y empleo producidos en los países de la OCDE. En este sentido, el documento señala que el progreso educativo de las mujeres se ha reflejado en un incremento de su participación en el mercado laboral. Sin embargo, siguen existiendo "considerables diferencias" en horas de trabajo, condiciones de empleo y salarios.

En concreto, la brecha salarial media entre hombres y mujeres en el entorno de la OCDE es del 22 por ciento en las familias con uno o más hijos mientras que en el caso de las parejas sin hijos es del 7 por ciento. Por países, Corea es uno de los que cuentan con mayores diferencias, de un promedio del 14 por ciento, un porcentaje que es casi nulo en países como Italia o España.

Además, cerca de la mitad (52%) del salario se destina al cuidado de los hijos, cifra que se eleva al 65 por ciento en Alemania, Australia, Estados Unidos, Irlanda, el Reino Unido y Suiza. Asimismo, muchas mujeres se ven obligadas a reducir su jornada para trabajar a tiempo parcial, especialmente en el caso de Alemania, Austria, Irlanda, Países Bajos y Reino Unido, lo que eleva la brecha salarial en estos países.

Los efectos a largo plazo de esta desigualdad laboral se traducen en una jubilación más baja y un mayor riesgo de pobreza para las mujeres, según la OCDE, que aboga por el aumento de derecho individual del padre a un permiso parental ya que los hombres "son clave" para incrementar la participación femenina en el mercado laboral.

En el acto de presentación del informe, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha asegurado que "la lucha contra la desigualdad de género debe estar en el centro de cualquier estrategia para que las economías sean más sostenibles y las sociedades más inclusivas". "Los gobiernos tienen que mejorar sus sistemas de educación, los impuestos y las prestaciones sociales, y proporcionar servicios de cuidado de los niños más asequible para ayudar a más mujeres para contribuir al crecimiento económico y una sociedad más justa", ha añadido.