La nueva factura eléctrica se retrasa hasta junio manteniendo el precio fijado por el Gobierno

Contador de luz.

El Ministerio de Industria remite una nueva versión del borrador sobre la revisión del mecanismo de precios de la energía. El cambio se produce tras los contactos con las eléctricas, que creen que pueden tardar hasta año y medio en adaptar contadoers y sistemas.

El Ministerio de Industria ha remitido al Consejo de Estado una nueva versión de borrador del real decreto sobre el mecanismo de revisión del precio doméstico de electricidad en el que se fija el 1 de junio, y no el 1 de abril inicialmente previsto, como la fecha para la puesta en marcha de la nueva metodología, indicaron a Europa Press en fuentes del sector.

 

La prórroga se produce después de los contactos de Industria con las principales eléctricas para abordar el nuevo mecanismo, en los que las empresas trasladaron su preocupación ante la complejidad técnica de adaptar al nuevo escenario en apenas un mes el parque de contadores y los sistemas de facturación.

 

Algunas de ellas calculan que la adaptación puede llevar año y medio, y advierten de que en muchos de los contadores digitales ya instalados será necesario realizar reprogramaciones y adaptaciones a telegestión. La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) ha advertido del riesgo de "alarma social" ante la escasez de tiempo para la adaptación.

 

La nueva prórroga, adelantada este lunes por 'Cinco Días', hará extensible hasta junio el precio de 48,41 euros por megavatio hora (MWh) fijado por el Gobierno para el primer trimestre, tras la invalidación de la subasta Cesur del 19 de diciembre, que se cerró con un precio de 61,83 euros.

 

El real decreto contempla una refacturación en el recibo de la luz en caso de que el precio del mercado hasta junio haya sido diferente al preestablecido por el Ejecutivo. Los dos primeros meses del año se han caracterizado por unos precios de mercado excepcionalmente bajos, hasta el punto de que los niveles actuales se sitúan un 47% por debajo del precio fijado por el Gobierno.

 

De hecho, febrero marcó el precio medio diario del 'pool' eléctrico más bajo de la historia, de 17,12 euros, inferior a los 17,57 euros de marzo de 2001 y a los 18,17 euros de abril del año pasado. Este precio de febrero y el registrado en enero, de 33,62 euros sitúan la media de los dos primeros meses en 25,37 euros. Al abordar la versión anterior del nuevo real decreto, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya advirtió de que el tiempo fijado para la adaptación podía resultar "insuficiente".

 

 

El nuevo mecanismo consistirá para el caso de los contadores analógicos en el precio medio diario del 'pool' en el periodo facturado, mientras que para los contadores digitales recogerá hora a hora el precio que vaya marcando el mercado mayorista. Las comercializadoras del nuevo Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) estarán obligadas además a presentar una oferta anual a sus consumidores, cuyo importe será previsiblemente superior, pero que permitirá contar con una señal de precios más estable.