La nieve mantiene cerrados más 25 puertos y en otros 30, cuatro de la red principal, son obligatorias cadenas

El temporal de origen polar que afecta España desde el pasado fin de semana ha obligado a cerrar más de 25 puertos de montaña y hace obligatorio el uso de cadena en otros 30, cuatro de ellos de la red principal, según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT).
MADRID, 12 (EUROPA PRESS)



Tráfico ha señalado que la situación en las carreteras ha mejorado respecto a días pasado, pero ha insistido en la necesidad de extremar la precaución en las vías cubiertas de nieve. En la red principal, son necesarias las cadenas en los puertos de Cotefablo y Somport (Huesca), San Glorio (León) y Pontón, tanto en su vertiente leonesa como cántabra.

Además, también en la red principal, son necesarias las cadenas en la N-240 en Jaca (Huesca); en la A-1, en Alsasua (Navarra) y en la A-21, en Asoberal (Zaragoza). Los camiones y vehículos pesados tienen asimismo restringida la circulaciíon en la N-114 en Aldunate (Navarra).

Mientras, en la red secundaria, los puertos más afectados por el temporal se encuentran en Asturias, con siete puertos cerrados y otros cuatro en que son necesarias las cadenas, Burgos (dos cerrados y tres con cadenas), Cantabria (cinco cerrados y uno con cadenas), Huesca (uno cerrados y tres con cadenas), León (siete cerrados y diez con cadenas) y Navarra (tres cerradas y tres con cadenas).

El temporal de origen polar marítimo que afectó a España el pasado fin de semana seguirá afectando este martes a la Península, aunque irá remitiendo y a partir del miércoles se prevé que cesen las precipitaciones y el viento y que la mayor parte del país experimente una tendencia a la estabilización, con cielos despejados y ausencia de precipitaciones.

Continúan, no obstante en alerta, 34 provincias españolas por fenómenos costeros, viento, nieve y lluvia. Se encuentran en alerta naranja (riesgo importante), Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava, Navarra, Huesca, Burgos y La Rioja.