La niebla condiciona la circulación en nueve tramos de carreteras de Ávila, León y Segovia

La niebla dificulta la visibilidad en una carretera.

La presencia de bancos de niebla condiciona la circulación en nueve tramos de carreteras de las provincias de León, Ávila y Segovia, al tiempo que la nieve y el hielo obligan a circular con cadenas por dos puertos de montaña de Salamanca y León.

En la provincia de Ávila, la niebla condiciona la circulación en la N-403, entre El Barraco y Tornadizos de Ávila; así como en la N-502, en dos tramos en el entorno de Mengamuñoz y de Villarejo del Valle. Mientras tanto, en la provincia de León, se advierte de la presencia de este fenómeno en la carretera N-630, a la altura de Sariegos del Bernesga.

En Segovia, el aviso por niebla afecta a tramos de la CL-601 y la SG-615 en Valsaín (Segovia), de la AP-6 y la antigua N-VI en San Rafael; y en la autovía A-1, entre Honrubia de la Cuesta y Boceguillas.

Además, la presencia de nieve o hielo en la calzada hace que sean necesarias las cadenas y esté prohibida la circulación de camiones, autobuses y vehículos articulados en la SA-203 en La Peña de Francia (Salamanca), y en la LE-233, en el puerto de Monteviejo, en Besande (León).

Por otra parte, la DGT advierte de que la circulación también está condicionada por el mal estado de la calzada y el asfalto deslizante en el tramo de la N-601 conocido como la 'cuesta de los Coruñeses', entre los kilómetros 226 y 232, en las cercanías de Medina de Rioseco (Valladolid).